El Palau de la Música prevé cerrar sus puertas durante un año

Tras el derrumbe de dos de los techos se trasladarán las funciones previstas para la temporada que viene a otros centros culturales de Valencia

Palau

(ALBA SÁEZ).- Después de la caída del techo de la sala Rodrigo del Palau de la Música de Valencia, la compañía prevé cerrar sus puertas durante un año. Esta decisión ha sido tomada después de explorar las consecuencias y el estado del Palau tras dicho accidente que ocurrió el pasado mes de junio. Desde entonces el Palau ha permanecido cerrado y se ha visto obligado a trasladar su programación prevista durante todo este tiempo a otros centros culturales como el Teatro Principal, La Rambleta o el Palau de les Arts.

Así lo confirmaba el Presidente del Comité de Empresas del Palau, Francisco Palomares donde aclaraba que las obras para la reconstrucción intacta del centro podría alargarse en doce meses. Con esta previsión de inactividad, se estudia qué funciones programadas para la temporada 2019/2020 deberán ser trasladadas por el cierre del Palau a otros centros culturales de Valencia.

Música
Sala Rodrigo del Palau de la Música de Valencia

Fue durante este mes de julio cuando los técnicos del Ayuntamiento de Valencia y el estudio de los arquitectos Paredes Pedrosa visitaron el auditorio para confirmar que la estructura del Palau no presenta ningún problema defectuoso. Todo parece indicar que el accidente se pudo producir por un deterioro de una parte del material que cubre el techo de las salas.

“No se recomienda la apertura al público de las salas José Iturbi y Joaquín Rodrigo mientras no se inspeccionen adecuadamente y se proceda a su reparación por parte de una empresa especializada”, así lo advertía el informe de los Bomberos. Fernando Giner, representante de la formación política Ciudadanos, tildó de gravísima la situación y solicitó a Compromís que Gloria Tello, Presidenta del Palau, se abstuviera de dirigir competencias culturales puesto que la considera no apta para un puesto de tanto calibre. También la portavoz del Partido Popular María José Catalá manifestó su desacuerdo y disconformidad solicitando una demanda a la auditoria integral del edificio.