¿ Sabes cuál es el origen de la mágica noche de San Juan?

San Juan es una fiesta pagana con nombre religioso en la que se conmemora el nacimiento del apóstol de Jesús, y en la que además se produce el solsticio de verano en el hemisferio norte

Cada noche del 23 al 24 de junio se celebra la mágica Noche de San Juan, una fiesta pagana con nombre religioso en la que se conmemora el nacimiento del apóstol de Jesús, , en la que además se produce el solsticio de verano en el hemisferio norte y el de invierno en el hemisferio sur.

Es en esta fecha, cuando el sol está en su punto más alto, es el día más largo del año en los países del hemisferio norte, y a partir de entonces, va perdiendo fuerza y los días se hacen más cortos. Es por ello que, esta celebración va ligada a rituales como encender hogueras y fuegos para dar más fuerza al sol.

Los orígenes de esta celebración son de lo más curiosos. Se dice que el origen más remoto hay que buscarlo en las fiestas griegas que se dedicaban al dios Apolo. Se celebraban, al igual que las nuestras, en el solsticio de verano y también se encendían grandes hogueras que actuaban como agente purificador. Del mismo modo, los romanos dedicaban a la diosa de la guerra, Minerva, unas fiestas similares también con fuegos y llamas.

¿Por qué San Juan?

La Iglesia Católica celebra el 24 de junio, el nacimiento de San Juan Bautista, que, según la Biblia, bautizó a muchos en el río Jordán. Además, según la cultura cristiana, con el nacimiento de  San Juan Bautista, su padre, Zacarías ordenó encender una gran hoguera que serviría para dar a conocer a sus conocidos y parientes que su hijo ya había nacido.

El cristianismo asimiló la tradición de origen pagano, como muchas otras, y la adaptó a su calendario, motivo por el que la costumbre de prender las hogueras quedó unida al nacimiento del Bautista: como esta efeméride está marcada el día 24, en algunas localidades españolas se celebra entre el 23 y el 24 de junio y en otras, en la del 24 al 25.

Importancia del fuego y del agua

El fuego es uno de los símbolos en que se basan los rituales ancestrales de esa noche, es el elemento purificador que nos libra de la mala suerte y de todo lo que queremos dejar atrás. El fuego tiene dos simbologías: purificar los pecados de las personas y rendir culto al sol. En muchos países del mundo se festeja este día encendiendo hogueras en la playa. Algunas personas incluso saltan por encima de ellas porque la tradición cuenta que los deseos que pidamos durante este ritual pueden cumplirse.

El agua es el segundo símbolo de San Juan, se dice que esta noche todas las aguas tienen virtudes curativas, por eso en muchos lugares es costumbre bañarse en el mar o el rio. Las hierbas es el tercer elemento, se cree que las plantas multiplican sus propiedades curativas esta noche.

Rituales más comunes para conseguir suerte

  • Saltar 7 veces las llamas te dará, según dicen, protección todo el año.
  • La leyenda dice que las cenizas de la hoguera curan enfermedades. La costumbre proviene de antiguos cultos paganos que pretenden alejar los malos espíritus, pero también está relacionada con la prevención de epidemias por el poder anti-infeccioso que posee el fuego.
  • Báñate en el mar esa noche.  Se considera que a partir de las doce de esta noche el agua es milagrosa, cura enfermedades y proporciona la felicidad.
  • Salta nueve olas dando la espalda al mar.
  • Pide tres deseos mientras te golpean los pies tres olas para pedir salud hasta el próximo San Juan.