La Diputación de Valencia ha aprobado una nueva convocatoria de Inversiones Financieramente Sostenibles, la cuarta desde que se iniciase la legislatura hace tres años. En esta ocasión, un total de 226 municipios dispondrán de 35 millones de euros para mejorar sus espacios y servicios públicos.

Una serie de actuaciones que deberán ejecutarse antes de arrancar 2020 para mejorar la vida de todos los ciudadanos y paliar así el déficit de financiación que han sufrido las localidades valencianas. Con este nuevo plan, la Diputación de Valencia ha invertido en las comarcas un total cercano a los 150 millones de euros gracias al superávit alcanzado por la corporación provincial.

En cuanto al tipo de actuaciones que se contemplan, encontramos desde la mejora del abastecimiento de aguas, hasta la renovación de instalaciones deportivas, pasando por la recogida y el tratamiento de residuos entre muchas otras.

Durante la Junta de Gobierno, el pleno de la Diputación ha aprobado el listado de proyectos del plan de Servicios y Obras Municipales para el próximo ejercicio. Este programa de ayudas dejará algo más de 70 millones de euros en los municipios valencianos para continuar mejorando los espacios y servicios públicos de todos los ciudadanos.