matrículas

En la ciudad de Valencia cada vez es más frecuente ver en circulación coches marcados con matrículas azules. Estos vehículos no son particulares sino que se trata de aquellos transportes que están aprobados para que un conductor pueda llevar pasajeros en su interior bajo petición y pago, es decir, son matrículas destinadas a taxis, vehículos de alquiler con conductor o VTC como Cabify o Uber.

Esta aplicación es parte de lo estipulado en el Reglamento General de Vehículos, un reglamento que ha sido modificado por la Dirección General de Tráfico (DGT) y que dejará el plazo de un año para realizar dicha modificación obligatoria en coches con conductor de hasta nueve plazas.

Aunque la matrícula delantera no cambia y mantendrá el blanco y negro, la trasera pasa a ser azul con los caracteres en blanco sin modificar los números de la placas. La medida ya existe en otros países de la Unión Europea como Grecia, Holanda o Bélgica con el objetivo de terminar con el intrusismo y piratería del sector.

Prohibirán tirar petardos a partir de las 2 de la mañana