Miles de falleros se han congregado frente a las Torres de Serrano para escuchar el discurso de las máximas representantes, Marina Civera y Sara Larrazábal, muy emocionadas se han dirigido al público fallero. Después de un espectáculo musical, con imágenes sobre la historia de las fallas, el alcalde ha tomado la palabra y ha entregado las llaves de la ciudad a Marina Civera.

El discurso de Marina Civera ha destacado por recordar que “las fallas son efímeras, pero nuestro amor por ellas es eterno“. Ha querido destacar el papel de su corte de honor resaltando que “junto con estas 12 mujeres, que son la esencia y reflejo del gran papel de la mujer en nuestra fiesta y en nuestra sociedad, os hacemos saber que las puertas de nuestra ciudad siempre están abiertas”. También ha dicho que somos un pueblo inclusivo, que defiende la convivencia y germanor, y que protege su lengua valenciana. Finalmente ha destacado que “abrimos paso a la sátira y a la crítica, el pilar principal de nuestra fiesta, todas estas obras de arte que se plantan en nuestros barrios”.

Por su parte, la Falllera Mayor Infantil, Sara Larrazábal, ha emocionado a pequeños y grandes diciendo que “se atrevería a decir que los niños y niñas falleros tenemos un sexto sentido, el sentido fallero, que alimenta el resto de nuestros sentidos”. “Me gustaría pediros que dejéis participar a los niños falleros en la elección de nuestros monumentos infantiles, porque las fallas infantiles son patrimonio de la infancia fallera”.

Más de 380 truenos falleros que han hecho vibrar Valencia

Macrodespertà en Valencia con 300.000 trons de bac