Una vaguada de tormentas amenaza la Semana Santa
Una mujer camina sobre a la lluvia en València. / MANUEL BRUQUE (EFE)

El tiempo en Valencia sigue sin dar tregua. Las lluvias caen sin cesar, con mayor o menor intensidad pero de manera persistente y provocan por doquier el desbordamiento de ríos, los rescates de personas atrapadas por el agua, el cierre del tráfico marítimo en el puerto de València, o numerosos desprendimientos y carreteras cortadas, entre otras incidencias.

Y la situación no parece que vaya a cambiar. El tren de borrascas continúa imparable y a éste se suma un nuevo y desagradable invitado en las próximas horas: la calima. Su entrada provocará abundantes lluvias de barro en todo el territorio, tal como advierte Copernicus, el sistema europeo de vigilancia meteorológica.

La calima empezará a notarse sobre todo a partir de hoy y se prolongará hasta el sábado. Dado que la llegada del polvo sahariano se conjuga con las interminables precipitaciones, las lluvias de barro están garantizadas.

Se mantiene la Alerta Amarilla

Las alertas meteorológicas en Valencia tampoco cesarán de cara al próximo fin de semana. Para hoy, viernes 25 de marzo, la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) ha activado la preemergencia por lluvias en todo el interior de la provincia mientras que en el litoral se pone en marcha por fenómenos costeros o temporal marítimo.

Así, mientras en la costa se esperan vientos de fuerza 7 y olas de más de tres metros, en el interior se anuncian precipitaciones que pueden dejar acumulados de más de 60 l/m2 en doce horas. Y al día siguiente, sábado 26 de marzo, se esperan las precipitaciones más intensas. La AEMET mantiene activas ambas alertas durante toda la primera jornada del fin de semana.

De cara al domingo se apreciarán, por fin, los primeros cambios. La llegada de la calima con la presencia de lluvias de barro y la posible presencia de tormentas en la zona sur de Valencia puede dejar paso a la salida, muchos días después, de un tímido sol. Eso sí, será de manera muy puntual, ya que el lunes se espera que llegue un nuevo frente atlántico con lluvias.