Los colegios valencianos reabren sus puertas para iniciar el
Empleado de un colegio toma la temperatura a una niña antes de entrar en el centro escolar. / Foto: EFE

Los colegios de la Comunitat Valenciana han vuelto a abrir sus puertas tras casi seis meses de cierre. La alegría y los nervios en los centros escolares era hoy palpable. Padres, alumnos y profesores se han reencontrado bajo estrictas medidas de protección sanitaria para garantizar una vuelta al cole lo más segura posible.

Un total de 794.000 estudiantes valencianos inician así el curso 2020-21, un año que empieza marcado por la incertidumbre de la pandemia. Según datos de la Conselleria de Educación, la previsión es que el curso empiece con 4.000 alumnos más que el pasado. Las comarcas de Castellón superarán los 94.400 escolares, las de Valencia estarán cerca de los 411.000 y las de Alicante llegarán a los 288.800 alumnos.

Además, para completar una vuelta al cole segura, Educación ha invertido 207 millones de euros. El objetivo de desarrollar todas las medidas de prevención dictadas por las autoridades sanitarias.

El alcalde de Valencia, Roan Ribó, junto a Sandra Gómez y el conseller de Educación, Vicent Marzà, visitan un colegio de Valencia en la vuelta al cole 2020/21.

UNA VUELTA AL COLE CON MÁS PROFESORES QUE NUNCA

Para el nuevo curso escolar, este año trabajarán un total de 4.374 docentes más que en el año anterior. Así se llegará a un profesorado de 76.063 personas para los 1.845 centros educativos valencianos sostenidos con fondos públicos.

La finalidad es que todos los centros cuenten con profesorado suficiente para bajar las ratios de clase. Esto permite hacer más de 3.000 desdoblamientos de grupos necesarios para garantizar la distancia interpersonal de 1,5 metros entre el alumnado. Además, permite la creación de grupos estables de convivencia de 20 alumnos en Infantil y Primaria.

ASÍ SERÁ EL DÍA A DÍA DEL NUEVO CURSO ESCOLAR

El alumnado de Infantil, Primaria, Educación Especial, 1.º de ESO y los grupos de refuerzo (PMAR, PR4 y PEC) y FP Básica asistirá cada día a clase. En los grupos de 2.º a 4.º de ESO, Bachillerato y FP en los que no se puedan garantizar los 1,5 metros de distancia interpersonal habrá clase en días alternos. Las jornadas que no vayan al centro educativo se trabajará en casa las tareas marcadas por el profesorado.

Paralelamente, se han contratado a más de 3.000 nuevos monitores de comedor para poder hacer más turnos. Esto permitirá que el alumnado pueda comer en el aula y se asegurará que se mantengan las distancias de seguridad.

Mascarillas y gel desinfectante en el aula de un colegio. / Foto: Jesús Hellín (Europa Press)

EL KIT COVID PARA LA SEGURIDAD DE ALUMNOS Y PROFESORES

Educación ha puesto también a disposición de la sociedad la web ‘aulasegura.es‘. En ella se encuentra toda la información sobre las medidas de protección y prevención desarrolladas en los colegios.

Dichas medidas ponen la piedra angular en el control de la temperatura antes de ir al centro educativo; la formación de grupos de convivencia estables en las etapas iniciales; el mantenimiento de la distancia de seguridad de 1,5 metros; el uso de la mascarilla obligatoria a partir de los 6 años; los recordatorios al alumnado de las medidas de seguridad e higiene; el lavado constante de manos con soluciones hidroalcohólicas; y la intensificación de la limpieza y desinfección de los centros educativos.

Esta planificación cuenta, también, con la distribución en los centros educativos de más de tres millones de mascarillas, 86.000 litros de gel hidroalcohólico, 50.000 termómetros y la ampliación de los servicios de limpieza de los centros.