Valencia entra en
El termómetro marca los 41ºC en el centro de Valencia durante una ola de calor el pasado verano. EFE/Kai Försterling

Hoy, 21 de junio ha comenzado el verano y, según la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), será más cálido de lo normal. El sur de la península será donde, con toda probabilidad, este aumento se note en mayor medida. Las predicciones también apuntan a un verano con pocas precipitaciones, siendo especialmente seco en el noroeste.

En la rueda de prensa que la AEMET ofrece al inicio de cada estación, su portavoz, Beatriz Hervella, ha informado sobre estas predicciones. Tal y como recoge Europa Press, se trata de «una predicción similar a la del año pasado, en la que pronosticamos que sería entorno a 0,5ºC más cálido de lo normal de media en España, y finalmente terminó con una anomalía térmica positiva de 0,9ºC». Hervella insiste en que la anomalía será más alta «cuanto más al sur». Un ejemplo de ello es Sevilla, donde se espera que la temperatura media sea de 28ºC.

Este aumento de temperatura en nuestro país coincide con las predicciones que los modelos hacen para Europa. En el continente se espera que este trimestre también haga más calor de lo normal. Destacan en este caso las zonas del centro y el sur.

En cuanto a las precipitaciones, lo más probable es que este verano sea especialmente seco en el noroeste, donde lloverá menos de lo habitual. En el resto del país, según Hervella, «no hay señal climatológica». Esto indica que la cantidad de lluvia será la normal para esta época del año.

playas llenas en verano
Vista general de la playa de la Malvarrosa y Cabanyal en verano. EFE/Kai Försterling

LA PRIMAVERA MÁS SECA

Este verano llega tras la que ha sido la segunda primavera más seca del siglo en España y la cuarta menos lluviosa desde que hay registros. Rubén del Campo, portavoz de AEMET, ha indicado que ocho de las diez primaveras más cálidas en España desde que hay registros se han dado en este siglo XXI.

La temperatura media de los meses marzo-junio ha sido de 12,5ºC. Esto supone un aumento de 0,4ºC sobre lo normal. Por zonas la distribución ha sido muy irregular. La vertiente atlántica, puntos del centro y norte peninsular, la mitad occidental de Andalucía y las islas Canarias occidentales fueron las zonas más cálidas. Por el contrario, las vertientes cantábrica, mediterránea y en Baleares, fueron las más frías.

En total, llovió un 33% menos de lo normal. De nuevo sorprende la distribución. Esta primavera fue húmeda o muy húmeda en el extremo sureste peninsular y Baleares; y seca, o extremadamente seca, en el resto del país. En Alicante, por ejemplo, se ha registrado la primavera más lluviosa desde que hay registros y Castellón tuvo récord en el número de días de lluvia, 37.

Estos datos se confirman también en el número de horas de sol. La AEMET asegura que esta primavera fue más soleada de lo normal en la mayor parte de España, especialmente en Galicia. Por el contrario, el Levante tuvo más día nublados y menos horas de sol de lo habitual. Así, mientras en Pontevedra se contabilizaron 697 horas de sol, Valencia sumó 683. Esta situación no es nueva. El pasado 2020 se produjo algo similar y la AEMET ya está estudiando si puede suponer una nueva tendencia climatológica.