La Generalitat Valenciana pone fecha a una mejora de las restricciones
Un coche de la Policía Local en la céntrica calle de la Paz de Valencia durante el Estado de Alarma.

La Comunitat Valenciana da un paso más en la pandemia con el inminente comienzo de la desescalada por la tercera hora. El Consell ya ha dado a conocer cuáles serán las medidas que regirán la nueva normalidad a partir del lunes 1 de marzo. Para cumplir con la nueva normativa, los ciudadanos deberán conocer los tres horarios que desde ahora entran en juego: el hostelero, el comercial y el nocturno.

TOQUE DE QUEDA

El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, ha sido el responsable de anunciar las principales medidas. Éste ha avanzado una flexibilización de las restricciones aunque por el momento no afectarán al toque de queda.

La movilidad nocturna continuará restringida sin modificación. Por tanto, la población deberá permanecer confinada de 22:00 a 06:00 horas. Las excepciones se mantienen sin cambios. Aquellos que deban desplazarse por motivos laborales o de salud, entre otros asuntos, podrán continuar haciéndolo sin peligro de sanción.

HORARIOS COMERCIALES

Los comerciantes pueden respirar con cierto alivio y es que el Consell ha cumplido con lo solicitado. El sector comercial abogaba por una ampliación del horario de dos horas ya que aseguraban que el cierre a las 18 horas había repercutido en las ventas.

La Generalitat Valenciana ha accedido a ello. A partir del lunes, los comercios no esenciales ya no tendrán que cerrar a las 18 horas. La nueva normativa permite bajar la persiana a las 20 horas. Además, el aforo se amplía y pasa del 30 al 50%.

TERRAZAS EN HORARIO DIURNO

Respecto a la hostelería, la Generalitat Valenciana ha dado luz verde a su reapertura. Sin embargo, sólo podrán abrir las terrazas y con un aforo del 75%. Además, se ha establecido que habrá un máximo de cuatro personas por mesa.

A esto se suma el horario, a pesar de que los hosteleros habían pedido equipararlo al horario comercial (20h.) o al toque de queda (22h.), finalmente el Consell ha declarado que deberán cerrar a las 18 horas. Esto supone una ampliación respecto a la última normativa que dictaba el cierre a las 16 horas. No obstante, supone hasta cuatro horas menos de lo solicitado por la hostelería.