Ficha policial de Antonio Anglés.
Ficha policial de Antonio Anglés.

Ya han pasado 27 años desde los crímenes de Alcàsser donde Miriam, Toñi y Desirée perdieron la vida. En su momento se señaló a Antonio Anglés como principal sospechoso. Sin embargo, este nunca pudo ser juzgado tras su huida y desaparición.

Ahora, el juzgado de Alzira ha emitido una comisión rogatoria internacional para tomar declaración al que fue capitán del barco en el que Anglés escapó. Hay que recordar que el valenciano viajó hasta Lisboa donde subió a bordo del ‘City of Plymouth‘. La tripulación le encerró en un camarote del que huyó el 23 de marzo del 93. En esta fecha el buque se encontraba en Dublín.

Aunque se pensó que Anglés había podido fallecer ahogado, ahora se investiga si fue un marinero quien le ayudó. Por ello, según ha publicado Las Provincias, la jueza de Alzira ha emitido la solicitud de auxilio judicial a las autoridades británicas puesto que es allí donde reside Kenneth Farquharson Stevens, el capitán al mando del barco durante 1993.

Miriam, Toñi y Desirée.

EL POR QUÉ DE LOS INDICIOS 27 AÑOS DESPUÉS

Las sospechas que tratan de esclarecerse a día de hoy no son nuevas. En el año de la desaparición de Antonio Anglés la policía irlandesa ya investigó a la tripulación del ‘City of Plymouth’. Aunque las declaraciones del capitán no ayudaron a resolver los interrogantes, sus palabras fueron traducidas para incorporarse al sumario de la causa.

Sin embargo, fue en 2018 cuando las dudas volvieron a saltar. Un programa de laSexta emitió un especial de los crímenes de Alcàsser con motivo del 25 aniversario donde entrevistaron a Kenneth Farquharson. Este dijo entonces que Anglés podría haber recibido ayuda por parte de alguno de sus marineros para huir en Irlanda.

Tras esta entrevista, la policía envió al Juzgado de Instrucción número 6 de Alzira un informe detallado sobre la existencia de indicios de la fuga de Anglés como polizón con el fin de poder reabrir la investigación siguiendo esta nueva pista.

2029: EL AÑO CLAVE

Antonio Anglés está acusado de triple asesinato, tres violaciones, rapto de menores y posesión ilegal de armas de fuego. Sin embargo, todo esto prescribirá en 2029. Pasada esta fecha ya no podría ser detenido en el caso de continuar con vida. Sólo habría una excepción y es que la nueva línea de la investigación aportase datos relevantes. Esto retrasaría la extinción de la responsabilidad penal otros 20 años más.