Un fenómeno que va unido al coronavirus es la sobreinformación. El problema ha venido cuando no se distingue la información falsa de la verdadera. En una situación excepcional como esta, es muy importante consultar fuentes fiables y oficiales para no caer en las fake news (noticias falsas).

Por eso, la Policía Nacional ha presentado la primera guía para evitar ser manipulados por las noticias falsas y los bulos. Estas pautas son una herramienta para evitar ser cómplice de la desinformación. Gracias a esta guía, se puede saber si las noticias que recibimos todos los días son ciertas y así, poder compartirlas.

Es importante saber qué alcance pueden tener las fake news. La falsedad de los mensajes y su rápida viralización generan alarmas innecesarias. Es una labor de todos y todas contribuir a la propagación de información veraz. Por eso, aquí van cinco consejos para evitar la información falsa.

Conoce la fuente de la noticia

Buscar en internet los mensajes nos puede dar una respuesta rápida sobre la fiabilidad de la información. Puede tratarse de noticias antiguas, hechos que se han exagerado o pseudonoticias. Los perfiles anónimos son, en algunas ocasiones, un indicio para desconfiar. Es más, a veces puede tratarse de robots: se pueden reconocer observando su actividad.

Contrasta la noticia

Siempre es importante conseguir una segunda opinión. Por eso, acudir a otros medios en los que confíes o a fuentes oficiales es esencial para detectar las fake news. Los enlaces a fuentes oficiales u otras webs incluidos en la noticia son un indicio que refuerza la veracidad de la información.

A veces una imagen no vale más que mil palabras

Si se trata de pantallazos o imágenes que se usan descontextualizadas, desconfía. Los programas de edición de imágenes son una herramienta bastante común para los creadores de información falsa, por la apariencia de realidad que pueden conseguir las imágenes.

Identifica los emisores o patrocinios

Aunque la información no pueda considerarse falsa estrictamente, puede tratarse de un artículo de opinión. En estos casos, saber quién es el emisor o patrocinador del mensaje puede ayudar a saber si es información objetiva, ya que podrás contextualizarlo y favorecer el pensamiento crítico.

Ante la duda sobre su veracidad, abstente de compartirlo

Uno de los peligros más reales de las fake news es la rapidez con la que se propagan. Para evitarlo, es importante no difundir un falso mensaje. Por muy alarmante que parezca la noticia, antes tómate unos segundos para pensar en si su reenvío a tus contactos está justificado. El sentido común es lo que más hace falta en estas situaciones.