El Concurso Internacional de Paella Valenciana de Sueca desvela la auténtica receta

Jesús Molero, coordinador gastronómico del certamen, detalla los ingredientes clave y el mejor proceso de cocinado.

museo

El término municipal de Sueca está inmerso en el Parque Natural de la Albufera, a tan sólo 32 Km. de la ciudad de Valencia. El cultivo del arroz ofrece un paisaje cambiante según la época del año debido al cálido clima que existe durante todo el año, al mismo tiempo brinda la posibilidad de entretenerse en sus playas de arena fina y compartir la rica y extensa gastronomía.

La paella, que encuentra en la cocina suecana el más fiel y auténtico intérprete, por ser zona de arroces, es el plato estrella así como todas las combinaciones posibles de arroz con carne, pescado, marisco y verduras, guisados o al horno.

El Concurso Internacional de Paella Valenciana, que se celebra cada año, tiene sus orígenes en el año 1961 debido al “boom” turístico y de concursos gastronómicos.

En esta época Sueca celebraba el 600 aniversario de la “Troballa de la Mare de Déu” y aprovechando la ocasión, se creó una fiesta dedicada a la paella. Así nació la “fiesta del arroz” y como no podía ser de otra manera, se le dio comienzo con un concurso de paella valenciana a nivel nacional. La fiesta empezó a adquirir importancia y en sólo 5 años fue calificada de interés turístico.

Así es la paella valenciana:

Receta facilitada por Jesús Melero, coordinador gastronómico del Concurso Internacional de Paella Valenciana de Sueca.

Ingredientes: (para 4 personas)
400 gr. de arroz de Sueca
800 gr. de pollo
400 gr. de conejo
1 docena de “vaquetes” (caracoles)
400 gr. de garrofón
150 gr. de tavella
300 gr. de judías
aceite de oliva
1 diente de ajo pelado y picado
1 tomate maduro triturado
1 cucharada de pimentón
Azafrán en hebras, sal, ramita de romero (optativa)

Elaboración:

Cortamos el pollo y el conejo a trozos regulares, los salamos, ponemos el aceite a calentar en la paella y lo sofreímos muy bien y lentamente los trozos de carne.

Una vez sofrita la carne, añadimos la verdura y la sofreímos. A continuación se añade el ajo, el pimentón y el tomate. Seguidamente se le añaden 2 litros de agua, los caracoles engañados al sol. Todo esto se deja cocer durante 10 minutos.

Después se ponen las hebras de azafrán y el arroz repartido por toda la superficie de la paella y se deja cocer a fuego muy vivo durante 8 minutos.

A continuación se quita el fuego con la finalidad de que se cueza a fuego lento durante 10 minutos más, para que coja el punto de socarrat.

Cullera torna a delectar amb la seua paella autòctona