Los diferentes problemas del transporte marítimo están poniendo en peligro el comercio internacional. El colapso de contenedores en los puertos y el elevado coste tanto del transporte marítimo como de las materias primas está siendo un quebradero de cabeza para toda la economía global y más con la campaña de Navidad a la vuelta de la esquina.

Ante estos problemas, diferentes instituciones y empresas están avisando de que se pueden producir retrasos en la llegada de diferentes productos. Es el ejemplo de los juguetes y los electrodomésticos cara al Black Friday o Navidad.

LOS PUERTOS COLAPSADOS: CÓMO SE HA FORMADO ESTA SITUACIÓN

La escasez de contenedores es probablemente uno de los mayores problemas en este colapso portuario actual. La gran demanda de las navieras para la fabricación de este producto ha provocado que las productoras no den abasto. Además, durante la pandemia se redujo la utilización de estos contenedores por la crisis sanitaria.

Cabe matizar que el coste de las materias primas con las que se hacen estos contenedores ha aumentado considerablemente, afectando así el precio de la producción. A esto se le suma la escasa vida útil que tienen estas cajas metálicas pues se calcula que duran alrededor de 5 años.

Otro factor fundamental en esta crisis marítima son los cuellos de botella que se están produciendo en puertos importantes. Esto se produce debido a las grandes restricciones de China en materia sanitaria y a la falta de capacidad en varios puertos. El puerto de Ningbo-Zhoushan (China) es el puerto más activo en el mundo en cuanto a sus toneladas de carga. No obstante, los constantes brotes de coronavirus y la dificultad de acceder al país han frenado su actividad.

Terminal del Puerto de Valencia.

ADELANTAR LAS COMPRAS, UNA DE LAS MEDIDAS RECOMENDADAS

Expertos del sector aconsejan que las compras de productos globales se realicen con mayor antelación para evitar un mayor colapso en los puertos marítimos cara a las fechas navideñas.

Otra medida que se está llevando a cabo para paliar esta situación es el reparto de contenedores vacíos. El puerto de Ningbo-Zhoushan ha entregado estas cajas a Hong Kong para equilibrar el reparto de los envíos.

Además, las empresas logísticas están trabajando en la digitalización y un mayor uso de la analítica predictiva. Una de las medidas que están realizando es adelantar la producción que se espera en el Black Friday y en Navidad para frenar un bloqueo aún mayor.

LA SUBIDA DE PRECIOS QUE VA A AFECTAR A LA ECONOMÍA ESPAÑOLA

Todos los problemas expuestos derivan en una subida de precios generalizada. Tanto las materias primas como la cadena de producción han aumentado sus costes. Por lo tanto, el producto final aumenta su precio de venta.

El presidente de la Federación Española de Comercios Electrónicos (FECE), Carlos Moreno-Figueroa, ha ratificado este aumento de precios. Afirma que el coste de traer un contenedor de China a España se ha multiplicado por siete y hasta diez. También comenta que este incremento económico retrasa la llegada de pedidos debido a su alto coste.

Por lo tanto, viendo estos factores, todo hace indicar que se va a producir una subida de precios generalizada en todos los productos y que va a ir en aumento mientras este colapso siga presente.