Acceso al Área de Prioridad Residencial de Ciutat Vella Nord. / JAVIER SERER

A partir de hoy circular por el centro histórico de Valencia será más difícil que nunca. El Ayuntamiento de Valencia ha blindado Ciutat Vella para prohibir la entrada de vehículos motorizados no autorizados.

Para regular la circulación, el consistorio cuenta con cinco cámaras ubicadas en puntos estratégicos del barrio. Aunque estas ya se activaron a comienzos del mes de noviembre, únicamente se habían utilizado para enviar notas informativas a los conductores.

Sin embargo, el período de prueba ha llegado a su fin. A partir de este miércoles 1 de diciembre, entrar con un vehículo motorizado a Ciutat Vella Nord supondrá una multa de 60 euros. Dicha sanción se reducirá a 30 euros si se abona dentro de los 15 días posteriores a la notificación.

Placa informativa del Área de Prioridad Residencial de Ciutat Vella Nord. / JAVIER SERER

Para acceder a esta Área de Prioridad Residencial (APR) y estacionar será necesario contar con un permiso especial del Ayuntamiento de Valencia. Los conductores deberán dar de alta el vehículo en la base de datos del consistorio. Estarán exentos los taxis, autobuses de la EMT y servicios de emergencias o cuerpos de seguridad. Lo mismo sucederá con las bicicletas, patinetes, vehículos de movilidad personal y mercancías.

CÓMO SE CONTROLAN LOS ACCESOS DE CIUTAT VELLA

Activan las cinco cámaras de tráfico que multarán en Ciutat Vella
Control de acceso de vehículos a Ciutat Vella.

Un sistema de cámaras de seguridad será el responsable de cotejar las matrículas que accedan desde hoy a Ciutat Vella. Hay un total de cinco cámaras instaladas: calle de Corona (desde Guillem de Castro); Salvador Giner (acceso desde la plaza del Portal Nou); calle Salvador (cruce con Trinitaris); plaza del Mercat; y a la salida del aparcamiento del Mercado Central (sentido calle de la Boatella).

Las imágenes llegan directamente a Procedimiento Sancionador sin pasar por la Policía Local de Valencia. Allí se verifica la identidad del conductor para comprobar si dispone de los permisos necesarios para el acceso.