El caso de Marta Calvo se complica

El análisis de los restos hallados en la casa de Manuel no permite identificar a la joven por el escaso tamaño de los tejidos

Agentes de la Guardia Civil junto a Jorge Ignacio P.J., autor confeso del crimen de Marta Calvo, en Manuel. (Rober Solsona / EP)
Agentes de la Guardia Civil junto a Jorge Ignacio P.J. en Manuel. (Rober Solsona / EP)

Los especialistas en genética del laboratorio central de Criminalística de la Guardia Civil no han logrado obtener resultados concluyentes del análisis realizado a los restos biológicos encontrados en Manuel por el crimen de Marta Calvo.

Dichos tejidos fueron localizados en la vivienda que tenía alquilada Jorge Ignacio P.J., autor confeso del crimen, donde aseguró haber descuartizado a la joven el mismo día de su desaparición, el pasado 7 de noviembre.

Según ha publicado la Agencia EFE, fuentes de la investigación han explicado que los restos hallados hace diez días en las cañerías de la propiedad estaban dañados por los productos químicos que Jorge Ignacio utilizó para limpiar el baño en el que se produjo el desmembrado de la víctima. Esto, sumado al escaso tamaño de los tejidos, ha impedido  extraer el material genético con el que se hubiese obtenido el ADN de este dando unos resultados inconcluyentes.

A pesar de ello, los investigadores continúan en búsqueda de los restos de Marta en el vertedero de Dos Aguas donde habría llegado el cuerpo de la joven tras ser arrojado en diferentes contenedores de varios municipios valencianos.