Cuando quedan pocos días para vivir una de las noches más mágicas del año: la Noche de Reyes, muchas localidades de la Comunidad Valenciana se preparan para celebrar sus cabalgatas.

Elda, Alcoy,Vilareal, Valencia o Ibi cuentan con unas cabalgatas impresionantes, sorprendentes, mágicas, tan especiales que las convierten en únicas.

Cabalgata de Reyes de Elda

Sus majestades los Reyes Magos llenan las calles de Elda de magia e ilusión, uno de sus rasgos de distinción es cuando aparecen por el Monte Bolón, y  descienden por un largo camino iluminado de antorchas. Tras el recorrido por las calles, Melchor, Gaspar y Baltasar llegan a la Plaza de la Constitución donde adoran al Niño en un portal de Belén viviente.

Cabalgata de Alcoy, la más antigua (Alicante)

La Cabalgata de los Reyes Magos de Alcoy es la más antigua de España.  En su desfile cuenta con 300 pajes, pintados de negro y llamativos labios rojos cuya misión  consiste en entregar centenares de paquetes con los regalos en las casas del recorrido, a las que acceden a través de sus escaleras de rojo intenso, hecho que diferencia esta celebración del resto.

Cabalgata de Reyes de Valencia

La Cabalgata de Reyes de Valencia, es otra de las cabalgatas imprescindibles dentro de la Comunidad Valenciana. La llegada de sus Majestades de Oriente al Puerto de Valencia en barco, genera gran expectación entre los miles de niños y niñas que se acercan, como también durante su recorrido por la Calle de la Paz o la calle San Vicente.

Cabalgata de Reyes solidaria (Vilareal-Castellón)

Esta cabalgata es de las más antiguas de la Comunidad y la más impresionante por sus fines Solidarios. Organizada desde 1928 por la Juventud Antoniana con la colaboración del Ayuntamiento, cuenta con un carácter solidario de la cabalgata que la convierte en una fiesta declarada Fiesta de Interés Turístico Provincial.

Cabalgata de Reyes de Ibi (Alicante)

Esta villa juguetera cuenta con una cabalgata única, en la que además de hacer el reparto de regalos por las casas ,la entrega de las cartas se vive con una ambientación singular, en la única plaza del mundo dedicada a los Reyes Magos.