Bumping: así es el método más usado para robar y okupar viviendas

La llegada del verano es la época en la que se producen el mayor número de robos, un hecho provocado por la salida de las familias de sus casas para disfrutar de las tan esperadas vacaciones. La técnica más usadas en España es el ‘bumping’, una forma rápida y sencilla para forzar las cerraduras.

La técnica consiste en la apertura de la puerta sin la llave del propietario y sin necesidad de forzar la cerradura. Es un método muy sencillo y en el que apenas se necesita tiempo. Solo hace falta una llave y realizar un posterior golpeo seco sobre esta.

Más concretamente, el método bumping consiste en introducir en el cilindro de la cerradura una llave manipulada y golpear la misma con el fin de hacer mover los pistones del cilindro. Al realizar esta acción, los pistones saltan simultáneamente cuando la llave recibe un golpe seco. Esto permite el giro de la llave y por tanto la apertura de la puerta.

La llave que se utiliza para la técnica bumping no es una común. Esta necesita encajar en la mayoría de las cerraduras. Después habría que colocarla boca abajo y propiciar el golpe. Conseguir este tipo de llaves no es demasiado complicado ya que hay infinidad de tutoriales en YouTube y distintas webs donde poder adquirirlas.

¿CÓMO PROTEGER TU CASA SI VIAJAS EN VERANO?

MVM B-Lock es un sistema de seguridad desarrollado en Valencia que impide la entrada de los ladrones. Tiene un funcionamiento muy sencillo. Se cierra la puerta de casa con las llaves y acto seguido se activa el B-Lock con el móvil. De esta forma, el intruso no podrá entrar ni siquiera con las llaves originales.

Para abrir, también tiene un funcionamiento muy simple. La misma aplicación que se  utiliza para cerrar, también se utiliza para abrir. Una vez hecho este paso ya se podrá introducir la llave en la cerradura.