Estudiantes durante una clase de Religión
Estudiantes durante una clase de Religión. FOTO: Luis Serrano

Aprender el catecismo o la historia de la Iglesia no tiene el peso de Matemáticas o Inglés. Así lo desprende una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana publicada esta semana en referencia a la asignatura de Religión.

El órgano jurídico ha rechazado un recurso presentado por la Asociación Profesional de Profesores de Religión en Centros Estatales. En dicha sentencia han avalado la normativa de la Generalitat Valenciana sobre la materia de Religión. Esta permite que los colegios de la autonomía impartan una sola clase semanal de 45 minutos.

Desde la Asociación aseguraban que ese tiempo resultaba insuficiente para impartir la asignatura correctamente. Sin embargo, la sentencia ha dado la razón a la medida del Consell. Consideran que 45 minutos son suficientes para desarrollar la enseñanza correctamente.

RELIGIÓN YA NO ES ASIGNATURA TRONCAL

El documento, del que se ha hecho eco el diario Levante EMV, asegura que no habían pruebas que demostrasen la necesidad de ampliar el tiempo de estudio. Según el texto, «no se ha demostrado que en ese tiempo sea imposible desarrollar un programa didáctico coherente y completo de enseñanza de la Religión Católica, por lo que el motivo de impugnación debe ser desestimado».

La Abogacía de la Generalitat Valenciana ha sido la responsable de representar a la Conselleria de Educación. Argumentaron que no cabía «ubicar Religión dentro de las asignaturas troncales», tal y como sí figuraba en el decreto de 2014.

Tras la desestimación, la Asociación de Profesores de Religión deberá abonar las costas procesales de un tope de 1.200 euros.