Advierten que la Comunitat sufrirá cada vez más episodios meteorológicos extremos
Una mujer cruza el paseo marítimo de Valencia cubierto en parte por la arena que arrastra el fuerte viento. / MANUEL BRUQUE (EFE)

El Mediterráneo es un escenario que evidencia el impacto del cambio climático. A causa de ello, la Comunitat Valenciana «sufrirá episodios extremos cada vez más recurrentes como olas de calor, precipitaciones de alta intensidad y periodos largos de sequía». Así lo señalaban este martes investigadores de la fundación Centro de Estudios Ambientales del Mediterráneo (CEAM).

La consellera de Emergencia Climática, Mireia Mollà, inauguraba ayer la jornada ‘Cambio Climático y Salud’. El acto contó con las ponencias de los coordinadores del área de Meteorología y Contaminación Atmosférica del Centro: Enrique Mantilla y Samira Khodayar. Ambos coincidieron en señalar el Mediterráneo como epicentro del cambio climático.

Los investigadores reconocieron elementos de riesgo a escala local. Entre ellos destacaron las variaciones estacionales de las precipitaciones, más intensas en los meses de septiembre y noviembre; o la pérdida de confort climático. Khodayar incidió en «el incremento de la temperatura del mar Mediterráneo. Una subida de 1,1ºC en las dos últimas décadas que triplica la registrada de media en los océanos».

En su intervención, la consellera consideró importante asumir que «la Comunitat Valenciana es una zona en la que se vivirán los efectos del cambio climático de forma más intensa». Por ello señaló la necesidad de «actuar cuanto antes de forma valiente a nivel local y territorial». «La mejor manera de obtener una red amplia de compromisos sociales e institucionales es hablar claramente de cómo afecta este fenómeno a la salud», subrayó.

«Podríamos ser los primeros refugiados climáticos de Europa», aseguró Mollà. Esta lanzó un mensaje de responsabilidad colectiva. Asimismo, incidió en la necesidad de interpelar a la ciudadanía para mitigar y revertir los efectos del cambio climático.