El Ayuntamiento de Valencia ha encargado un estudio previo sobre el antiguo Monumento a Sorolla. La iniciativa coincide con el centenario del fallecimiento del pintor valenciano. Empezarán los trabajos técnicos necesarios para evaluar la viabilidad de su reconstrucción en la playa del Cabanyal.

Para la redacción de este estudio previo han empezado a recopilar toda la documentación disponible. Empezando por el proyecto firmado por el arquitecto Francisco Mora, como cualquier otro plano, fotografía o información relacionados con el monumento.

También están trabajando en la catalogación de la totalidad de las piezas que integraban el conjunto monumental que tenía dedicado Sorolla en El Cabanyal-Canyamelar. Así como en el inventario de los restos que se conservan en la actualidad, todo ello acompañado de los estudios que acrediten la procedencia de los materiales y la autenticidad de los mismos.

El 10 de agosto de 1923 la muerte sorprendía a Sorolla, quería ser enterrado en su ciudad natal, Valencia. Años antes, había expresado a su amigo Mariano Benlliure su deseo de que el busto de mármol que el escultor le había realizado formara parte de un monumento erigido en su honor frente al Mar Mediterráneo.

La cesión al Ayuntamiento del busto de Sorolla, del que se ejecutaría una réplica en bronce, fue decisiva para iniciar el proyecto del nuevo monumento. La Academia de San Carlos sugirió que se utilizasen algunos de los valiosos restos arquitectónicos -columnas, basas y arquitrabes- procedentes de la Real Fábrica de Platería Martínez de Madrid, que, por mediación de Sorolla, se habían adquirido para el Palacio de las Bellas Artes que se quería construir en València.