Compartir

Después del verano muchos son los que desean adoptar un estilo de vida saludable para perder los kilos que se han ganado durante las vacaciones. La cervecita y las tapas en los chiringuitos de la playa han hecho que muchos se relajen y todo el esfuerzo que han puesto para mantener la línea en invierno se haya ido al traste.

Desde el Instituto de Nutrición Deportiva de Valencia aconsejan fijarse un reto, un objetivo que cumplir para comenzar un plan nutricional para perder los kilos de más ganados en verano. De esta manera será más llevadero el esfuerzo y el sacrificio que supone privarse temporalmente de algunos alimentos.

Javier Guerrero, responsable de IND tiene claro que septiembre es el mes “de la conciencia” y muchos son los que se proponen hacer régimen, pero el simple hecho de planteárselo no sirve. Hay que seguir unas pautas y ponerse en manos de un profesional, que sabrá qué tipo de dieta es la más adecuada.

Pero lo que hay que tener en cuenta, según el nutricionista es que “no existen las dietas milagro, ni el alimento que te hará sacar más abdominales”. Ponerse a dieta es una cuestión de fuerza de voluntad y de estar mentalizados. Nada más.