Bote legionela
Compartir

La Conselleria de Sanidad ha detectado un brote de legionela en la Urbanización Calicanto de Chiva que afecta a seis personas. Dos de ellas han sido hospitalizadas, aunque no revisten gravedad.

Los primeros estudios apuntan que el origen del brote podría estar en el agua que abastece la urbanización. De hecho, desde primera hora de hoy está siendo limpiada y clorada, según han informado a la agencia de noticias EFE fuentes de la Conselleria.

La empresa gestora del agua ha iniciado el vaciado del depósito, que está siendo clorado, y cuando pasen unas horas lo volverán a llenar y distribuirán el agua tratada por las tuberías para que actúe durante cerca de 12 horas y se produzca la desinfección.

De este modo, calculan que sobre las 8.00 horas de mañana del jueves  finalizará el proceso de desinfección y los vecinos volverán a tener agua.

El departamento de Sanidad Ambiental del centro de Salud Publica de Manises está trabajando en solucionar el origen del brote. Después, se realizarán mediciones diarias para controlar que el nivel de cloro está como corresponde.

Por el momento, los técnicos de Salud Pública han traslado unas recomendaciones al Ayuntamiento de Chiva, a la empresa que gestiona el pozo y el depósito de agua y a los vecinos de la urbanización afectada.

Entre ellos, que los calentadores eléctricos y de gas e interacumuladores de agua siempre estén enchufados y mantengan el agua a temperatura igual o superior a 60 grados. Además, ante una ausencia del domicilio realizar una limpieza y desinfección de los circuitos de agua.

Para ello, se deberán desmontar los difusores de grifos y duchas, desincrustarlos con un limpiador antical convencional y sumergirlos en un cubo con lejía diluida durante 30 minutos.

Otro de los consejos es dejar correr agua fría y agua caliente en todos los grifos de la vivienda simultáneamente durante 5 minutos, y, en el caso de los difusores de grifos y duchas, sustituir los que estén más deteriorados