Perfectos
Compartir

Ha llegado a nuestras pantallas el último trabajo del prolífico director Álex de la Iglesia, ‘Perfectos Desconocidos’, remake de la película italiana del mismo título dirigida por Paolo Genovese que fue record de taquilla en su país.

Como casi siempre, de la Iglesia sorprende con la temática de la película mostrando los demonios de la sociedad en que vivimos pero de una forma no tan bestia como en los títulos anteriores ‘El Bar’ o ‘Mi Gran Noche’. En un único escenario y con un reparto potente, las mentiras, la fidelidad y la amistad salen a relucir en un entorno cotidiano como es una cena entre amigos y sus parejas en una noche de eclipse de luna.

Con un manejo de la cámara realmente virtuoso, ‘Perfectos Desconocidos’ presenta las parejas e individuos de una clase social alta en la que mediante un juego peligroso se desarman en su privacidad e intimidad.

Los personajes son tratados de forma sarcástica con un humor e ingenio que va in crescendo al ritmo que marca la narración. Además, la presentación de estos es realmente brillante permitiendo al espectador percibir las vidas que los protagonistas tienen en su intimidad. Personajes de carne y hueso que hablan de sus trabajos, de sus problemas y que esconden esa intimidad que nos proporciona la nueva tecnología, que a su vez se convierte en peligrosa y desafiante.

Con un reparto excelente, en el que destacan la impresionante Belén Rueda, el siempre eficaz Eduard Fernández y un simpático Ernesto Alterio, ‘Perfectos Desconocidos’ se convierte en una de las mejores películas del director que hace disfrutar en poco más de hora y media de una divertidísima y elaborada comedia, con un final que cierra mejor de lo que últimamente nos tiene acostumbrados, y que agradecemos que vuelva al universo de ‘La Comunidad’, sin duda una de sus mejores películas.

Destacar que en la producción se encuentra la productora valenciana “Nadie es Perfecto” con Kiko Martinez a la cabeza, artífice de las últimos trabajos de Álex de la Iglesia.