Compartir

Ricard Camarena Restaurant ha presentado la nueva identidad corporativa muy vinculada a la tierra y al clima. El restaurante gastronómico con estrella Michelin que dirige Ricard Camarena remoza su imagen después de cinco años, y lo hace coincidiendo con su nueva etapa, tras el traslado a Bombas Gens Centre d’Art, en la avenida de Burjassot, nº 54 de Valencia.

La nueva marca del restaurante pretende transmitir la estrecha relación que el cocinero mantiene con la huerta, y para ello se han diseñado varios elementos gráficos que la explican. Por una parte, se encuentra la silueta de un oxalis. Una hierba que crece bajo los naranjos y limoneros durante el invierno, y que tiene como una de sus funciones mantener la humedad de la tierra con el fin de que el árbol se nutra.

Además, la silueta diseñada simboliza un trébol de la suerte formado por tres corazones con el que se pretende crear un vínculo emocional con el cliente. Un símbolo que se encuentra en las tarjetas, las cartas, las minutas, los posavasos y en diferentes elementos dentro del restaurante.

Otro de los elementos gráficos diseñado para explicar la relación de Ricard Camarena con la tierra es una línea inclinada en 23,5 grados que aparece expresada de diferentes formas gráficas en la marca. El motivo de esta inclinación se explica con el eje de la tierra que se inclina en 23,5º respecto al plano de su órbita. Debido a esto, se producen las estaciones del año y los cambios de temperatura que permiten que se tengan verduras y hortalizas diferentes a lo largo del año.