Picassent
Compartir

El presidente de la Diputación de Valencia, Jorge Rodríguez, ha visitado algunas de las obras ejecutadas con los planes provinciales en Picassent, en l’Horta Sud, donde la Corporación ha invertido 1.750.000 euros en la primera mitad de la legislatura, a lo que cabe sumar el refuerzo de la seguridad en la carretera que une Picassent y Monserrat, donde la actuación del área de Carreteras, con un presupuesto superior a los 7 millones de euros, ha acabado con el ‘punto negro’ en la zona de Venta Cabrera.

Acompañado por la alcaldesa y diputada provincial, Conxa García, Rodríguez ha visitado en primer lugar el entorno de la calle Penya, en el centro del municipio. Con una inversión cercana a los 120.000 euros, el ayuntamiento ha peatonalizado la zona como una de las acciones principales del Plan de Obras y Servicios (PPOS) de 2016. “Estas son las actuaciones que mejor definen nuestra forma de gestionar los recursos de los ciudadanos; obras que deciden los alcaldes y alcaldesas y que mejoran directamente la calidad de vida de las personas”, ha valorado el presidente de la Diputación.

Las inversiones en Picassent forman parte de los 32 millones de euros que la Corporación provincial ha destinado a la comarca de l’Horta Sud en estos dos últimos años, alrededor de 40 si se incluye la actuación en la carretera de Picassent a Monserrat. “Apostamos por el municipalismo y para ello lo primero es financiar adecuadamente a los ayuntamientos para que puedan llevar a cabo las mejoras en infraestructuras y servicios que demandan sus ciudadanos”, ha señalado Rodríguez, que tras comprobar la reurbanización de la calle Penya se ha dirigido al nuevo colector, que evitará las habituales inundaciones en la zona norte del municipio.

El nuevo colector

El ayuntamiento que dirige Conxa García ha destinado los 731.000 euros del primer Plan de Inversiones Sostenibles (IFS) de la Diputación íntegramente a acometer esta obra “muy necesaria para los vecinos y vecinas de la zona norte de Picassent, pues con esta obra acabamos con un problema histórico como son las acumulaciones de agua cuando se registran episodios de lluvias fuertes o continuadas”, ha explicado Conxa García.

La alcaldesa ha celebrado el “cambio de rumbo” de una Corporación de la que forma parte como diputada de Asesoramiento Municipal, y ha coincidido con el presidente a la hora de destacar la importancia de obras como el colector, que “visualmente no resultan tan atractivas como otro tipo de acciones pero que son muy necesarias para los vecinos”, o como la carretera entre Picassent y Monserrat, “una actuación de refuerzo del firme y la seguridad, con glorietas y una gran rotonda en Venta Cabrera para dar respuesta a un problema muy serio en una vía que ha registrado 164 accidentes, 3 muertos y más de 100 heridos en 10 años”.

Del total de inversiones realizadas en Picassent en estos dos años, 850.000 euros llegan provenientes del IFS; 400.000 del PPOS, ahora SOM (Plan se Servicios y Obras Municipales); 107.000 del Plan de Caminos y Viales; 192.000 del Fondo de Cooperación Municipal, que además de inversión puede destinarse a gasto corriente; y 30.000 del Plan de Ocupación. Al margen de estos planes provinciales, cabe destacar los 155.000 euros para la instalación de la red de agua potable en la CV-415 y muy especialmente los 7 millones de la carretera a Monserrat.