Compartir

Casa Caridad Valencia realizó más de 400.000 actuaciones durante 2017, un 6% menos que con respecto al año anterior. Luis Miralles, presidente de la institución lo ha confirmado esta mañana en el balance que han realizado ya que el número de personas atendidas no ha disminuido.

Miralles ha agradecido a todas las personas, instituciones y empresas que colaboran con ellos porque abrir todos los días Casa Caridad cuesta mucho dinero y por ello se necesita la colaboración de todos para seguir desarrollando su labor.

 

El responsable de Casa Caridad ha destacado que la “cronificación” de las personas que acuden a pedir ayuda, la mayoría personas sin hogar, familias que no llegan a fin de mes, jóvenes sin empleo, personas mayores que ayudan a sus familias, mujeres solas o extranjeros de 50 nacionalidades.

 

Miralles ha subrayado que aunque hay lista de espera tanto en las escuelas infantiles, que tienen 145 plazas, como en los albergues de convalecientes y de familias, que están al 100 %, se han puesto cinco plazas a disposición de las autoridades para los inmigrantes procedentes del Aquarius.