Compartir

Pagar más por un mismo servicio. Esta es la situación que desde hace varias décadas viven a diario los usuarios del transporte metropolitano de Valencia. Conforme pasan los años las tarifas se incrementan y los valencianos pagan mayores cantidades que usuarios de ciudades como Madrid, Barcelona o Las Palmas de Gran Canaria.

El motivo es la falta de inversión del Gobierno central y es que mientras la capital española o la Ciudad Condal recibirán más de 100 millones de euros para la gestión de su transporte, la Comunitat no obtendrá ninguna ayuda según contemplan los Presupuestos Generales del Estado 2018.

Hoy la Autoridad de Transporte Metropolitano de Valencia, la Generalitat y 60 alcaldes acudirán a Madrid en señal de protesta. El objetivo es la admisión de una enmienda en los Presupuestos Generales que incluya una inversión de 38 millones de euros en el transporte público valenciano.

El poder municipalista valenciano tratará así de terminar con una situación tachada de “discriminatoria” para ofrecer a los ciudadanos de Valencia un transporte económico, sostenible y de calidad.