Valenciaport
Compartir

La Autoridad Portuaria de Valencia (APV) estará presente en Seatrade Europe, la feria europea más importante del sector crucerístico que se celebra del 6 al 8 de septiembre en Hamburgo (Alemania). La presencia de Valenciaport en este evento tiene por objetivo poner en valor las instalaciones portuarias y la oferta turística de Valencia ante profesionales del sector de todo el mundo. Francesca Antonelli, directora de marketing, presente en la feria, mantendrá una amplia agenda de encuentros con directivos de navieras de todo el mundo.

Durante la feria, la APV anunciará la próxima aprobación de los pliegos para la construcción y explotación de la nueva terminal de cruceros que se ubicará en la ampliación norte del puerto de Valencia. Esta infraestructura, cuyo diseño se dejará abierto a las necesidades de la empresa adjudicataria, está previsto que sea sufragada por el modelo mixto público-privado y permitirá atender de manera simultánea dos buques de hasta 4.000 pasajeros, compaginando la operativa de embarque, desembarque y tránsito.

Tráfico y oferta crucerística

A cierre de 2016, Valenciaport recibió la visita de 403.264 pasajeros de 181 escalas diferentes, cifra que representa un crecimiento del 7,66% respecto al año anterior. Para 2017, la Autoridad Portuaria de Valencia prevé alcanzar los 440.000 cruceristas y las 203 escalas, avanzando en el objetivo fijado para el año 2020: 600.000 pasajeros y 250 escalas.

El puerto de Valencia dispone de dos muelles que permiten el atraque de buques de hasta 300 metros de eslora y otras dos alineaciones de atraque situadas en la ampliación norte de 430 y 440 metros de longitud respectivamente y un calado de 14 metros.

La oferta crucerística de la ciudad, desarrollada conjuntamente entre la Autoridad Portuaria de Valencia y Turismo Valencia, es amplia y muy variada. Este año, como novedad, además de las tradicionales rutas por la Albufera, el centro histórico o la Ciudad de las Artes y las Ciencias se han incorporado nuevos recorridos.

Entre ellos destacan la Ruta del Arte Religioso, que incluye una visita a la Catedral y a otras iglesias como la recientemente restaurada San Nicolás o San Juan del Hospital; la Ruta de la Seda para conocer el legado histórico de esta industria en Valencia con las visitas a la Lonja de la Seda, al recién restaurado Museo de la Seda y al barrio de Velluters; o la Ruta Valencia y Fallas que permite al turista adentrarse en los principales puntos neurálgicos de estas fiestas declaradas Patrimonio de la Humanidad.