Compartir

Una mujer de 82 años de edad ha conseguido hacer viral por las redes sociales una carta donde hace balance de su vida y muestra su deseo de que las próximas generaciones tengan más en cuenta a los mayores de la casa. En la carta hace balance de su vida, resalta que tiene 4, 11 nietos, 2 bisnietos y una habitación de 12 metros cuadrados.

Relata que ya no tiene su casa, ni sus cosas queridas, no tiene las risas de sus nietos, el verlos crecer, abrazarlos, según dice en la carta algunos van a verla cada 15 días, otros cada 3 meses, otros nunca. Echa de menos hacer croquetas, huevos rellenos o rulos de carne picada. Se consuela pensando que todavía tiene pasatiempos y sudokus para completar, se mentaliza que tiene que acostumbrarse a esa soledad, ayuda a los que están peor, aunque no quiere intimidar porque desaparecen con frecuencia.

Hace una reflexión, “Dicen que la vida se alarga cada vez más, ¿Para qué? Cuando estoy sola, solo puedo mirar fotos y recuerdos, espero que las próximas generaciones vean que las familias se forman para tener un mañana y pagar a nuestros padres por el tiempo que nos regalaron al criarnos”, palabras de Pilar Ferández de Granada.