Firma convenio marco con la Fundació Horta Sud
Compartir

Una de las señas de identidad que caracteriza a la comarca de l’Horta Sud es su fuerte estructura asociativa. Más de 200.000 personas, sobre una población global de 454.868, según el censo de 2017, forman parte de las numerosas y variadas entidades presentes en sus 20 municipios.

De esta cifra, 21.854 personas son voluntarias asumiendo responsabilidades y tareas concretas en sus respectivos colectivos. Todo este tejido asociativo genera más de 3.000 puestos de trabajo, de los cuales unas 450 personas –un 15%- tienen contratos a tiempo completo y un 85%, 2.250 personas, trabajan a tiempo parcial (profesorado, monitores y monitoras de talleres, entrenadoras y entrenadores deportivos…).

El estudio de campo se ha realizado en la comarca de l’Horta Sud, fundamentalmente en aquellos municipios que forman parte de la Xarxa Participa (Alaquàs, Aldaia, Alfafar, Catarroja, Manises,Mislata, Picassent, Torrent y Quart de Poblet), coordinado por la Fundació Horta Sud con el apoyo económico de la Mancomunitat de l’Horta Sud, que preside Carlos Fernández Bielsa.

Sobre una estimación de 2.000 asociaciones activas en toda la comarca, con datos del registro provincial de asociaciones y de los registros municipales, se ha pasado un cuestionario a 140 asociaciones de estas localidades. Además, a través de la beca “Transparencia, participación y buen gobierno” de la Diputació de València dirigida a postgraduados, la entidad supramunicipal está completando este informe y la base de datos del tejido asociativo comarcal, con el asesoramiento y supervisión del personal de la Fundació Horta Sud. Sobre una estimación de 2.000 asociaciones activas en toda la comarca, con datos del registro provincial de asociaciones y datos de los registros municipales, se ha pasado un cuestionario a 140 asociaciones de estas localidades.

El potencial del tejido asociativo en l’Horta Sud es uno de nuestros grandes valores. Desde la Mancomunitat trabajamos por visibilizar, agradecer y valorar la gran aportación social y económica que realizan las asociaciones en l’Horta Sud. Este estudio pone de manifiesto todo ello y creemos que será una herramienta útil para los consistorios y la planificación de los recursos destinados a los mismas. Por ello, hemos enviado a los 20 consistorios una copia íntegra de este trabajo” señalaba Carlos Fernández Bielsa, presidente de la Mancomunitat de l’Horta Sud.

Por sexos, el 53% de los asociados son hombres y el 47% mujeres, mientras que en el caso del voluntariado las cifras se invierten, siendo mayoritaria la presencia de las mujeres (51%). El estudio lleva aparejado la creación de una plataforma informática para recoger y analizar datos objetivos de las entidades, como número de personas asociadas, voluntarias y contratadas, recursos económicos, riqueza que generan… De las cifras recogidas se desprende que Mislata es la localidad con el mayor tejido asociativo de la comarca (210 entidades registradas), seguida de Alaquàs (208) y Manises (200). Todo los datos recogidos pueden consultarse en associacions.org.

El estudio se enmarca dentro del convenio marco firmado en 2016 entre el presidente de la Mancomunitat, Carlos Fernández Bielsa, y el presidente de la Fundació Horta Sud, Alfred Domínguez. Dicho convenio marco tiene como objetivo el fomento y la realización de programas que consoliden y vertebren la red asociativa de l’Horta Sud y tiene una vigencia garantizada hasta 2019. En 2016, la Mancomunitat destinó 5.000 euros al proyecto “Històries de superació”. En 2017, la institución supramunicipal ha incrementado la cantidad destinada a la Fundació Horta Sud a 7.000 euros, IVA aparte. Importe destinado a la elaboración del “Estudio de evaluación del impacto de las asociaciones de l’Horta Sud”. El informe pretende, además, fomentar la corresponsabilidad entre la Administración Pública y las asociaciones. Una herramienta para analizar objetivamente los datos sobre las asociaciones y demostrar que la confianza en el tercer sector, el asociativo, tiene una repercusión positiva directa.

El acuerdo también pretende colaborar en la financiación del Centre de Recursos Associatius que la Fundació posee, así como promover el asociacionismo y aumentar la tasa de participación colectiva entre los habitantes de l’Horta Sud.