Compartir

Las tropas moras y cristianas desfilaron por Quart de Poblet acompañadas del sonido de las bandas de música entonando sus respectivas marchas. Espectaculares boatos y puestas en escena no dejaron indiferente a los vecinos y vecinas ni a los visitantes de pueblos cercanos, o curiosos de municipios de toda la geografía valenciana.

De esta manera, las Fiestas de Moros y Cristianos no pasan desapercibidas y cada año cobran más relevancia, gracias a al intenso trabajo de la Asociación de Moros y Cristianos y del Ayuntamiento, que han hacen posible que Quart de Poblet se llene de color, música y pólvora durante diversos días y actos, que han recreado hechos históricos que aparecen en el Cantar del
Mio Cid

En definitiva, una entrada, el acto central de los festejos en sí, que ha contado con con siete comparsas (cuatro moras y tres cristianas) Además, con una peculiaridad, puesto que por primera vez, el bando cristiano ha sido capitaneado por una mujer,

Y ahora, ya toca pensar en las fiestas del próximo año, seguir haciendo historia y ocupar un lugar importante en el mapa de la celebración  de Fiestas de Moros y Cristianos, tan arraigada en gran parte de la Comunidad Valenciana.