Rocío Gil elige el marrón para el día de su exaltación

La Fallera Mayor de Valencia, Rocío Gil, luce un traje de color marrón del siglo XIX con puntillas manga de farol para el día de su exaltación

119
Foto: @fotofilmax_armandor

La Fallera Mayor de Valencia, Rocío Gil, luce un traje de color marrón del siglo XIX con puntillas manga de farol para el día de su exaltación en el Palau de la Música, a la salida de su casa se han concentrado unas cien personas para ser los primero ver de primera mano el espolín de la máxima representante de las fallas 2018.

La traca ha sonado en el momento de la salida del portal de su casa, su corte de honor le han hecho el pasillo. El primo de Rocío será el encargado de llevar el cojín y Carla, la hermana de Rocío, la banda y la joia. Seguro que será un día que no olvidará en toda su vida. Ahora van al Ayuntamiento con los coches oficiales para subirse en los coches de época con los que harán entrada al Palau de la Música.

El color de fondo elegido por Rocío es el “Habane”, una tonalidad de marrón con mucha fuerza y elegante a la vez, que junto con los colores más suaves y dulces que se han aplicado para sus diferentes ramos y la combinación de diferentes oros, volteado y brescado, consigue una tela dulce y con mucha personalidad. Vives y Marí ha tejido El espolín ha sido tejido manualmente por Vives y Marí, se ha contado con el gusto personal de la Fallera Mayor.

Esta noche Rocío Gil vivirá una de las noches más especiales, según ha contado para 7 Televalencia, está “muy feliz, muy emocionada y con muchísimas ganas de llegar al Palau de la Música. Y, sobre todo, con ganas de ver como mis chicas suben delante de mí y formamos ese ramillete de flores que con tantas ganas tenemos de celebrar y de disfrutar”.

Rocío ha resaltado que el traje de hoy “es el más apreciado junto con el del Cridà. El de la Fallera Mayor por lo que representa ser la figura mayor de Valencia. Solo la afortunada de llegar hasta ahí, puede tener ese espolín”.

La máxima representante del mundo fallero también ha comentado para nuestro compañero José González, que para ella, “como fallera de toda la vida, he vivido el viernes de exaltación de la Fallera Mayor de Valencia como un antes y un después para el mundo fallero. Empieza ya la recta final del particular año fallero; y espero que los falleros, a partir de ese día, cojamos fuerzas, nos lancemos hacia adelante y disfrutemos de unas Fallas 2018 muy, muy bonitas”.