Ribó plantea proteger el paseo marítimo de Valencia con dunas artificiales

El Ayuntamiento de Valencia trabajará en la mayor protección de las dunas para prevenir catástrofes de futuros temporales

duna
Operarios trabajando en la recuperación de la Malvarrosa.

El Ayuntamiento de Valencia realizará un estudio para mejorar los mecanismos de prevención natural del litoral, tal como ha anunciado hoy el alcalde Joan Ribó, quien ha adelantado «que el mejor mecanismo lo conforman las dunas, tal como se ha comprobado durante el paso del temporal Gloria».

Ribó ha explicado, que «en las playas del Sur las dunas han desaparecido en parte pero han sido el gran mecanismo de prevención que habremos de plantearnos en las playas del Norte».

Además, el alcalde ha asegurado que estudiarán «con calma» las posibles soluciones preventivas con especialistas en costas. «Es necesario que lo hagamos, porque no puede ser que venga un temporal de viento y arrastre la arena encima del paseo o de los restaurantes, y la forma de evitarlo seguramente tiene que llegar son sistemas dunares de protección o algo similar», ha asegurado.

Maquinas trabajando en la Albufera tras la borrasca Gloria.

LA ALBUFERA, PREOCUPACIÓN A LARGO PLAZO

Joan Ribó también ha hablado de la situación de la Albufera y ha sido sincero al explicar que «no llegó a preocupar». «El agua subió mucho pero fundamentalmente era agua dulce, y ahora está desaguando por altura, por presión natural, y no hay ningún problema».

Sin embargo, ha señalado que la preocupación por la Albufera «es a más largo plazo porque necesita una aportación suficiente de agua del Xúquer, y ese es un asunto que está pendiente en los planes hidrológicos y que habremos de abordar con quien corresponda, evidentemente desde la Confederación Hidrográfica».

«Las playas sí que han estado en peligro, un fenómeno que de alguna manera es nuevo porque está asociado al cambio climático. Estamos analizando todo los impactos que ha habido, algunos de ellos muy serios tanto en las playas del Norte como en las de Sur. Ahora es el momento de pedir las ayudas correspondientes, reparar los daños y devolver las playas a la normalidad cuanto antes, pero habrá que establecer los mecanismos de resiliencia frente a fenómenos como este en el futuro porque, por desgracia, hemos de pensar que pueden volver a repetirse», ha concluido.