Comienza la campaña de vacunación: claves para recibir la inmunidad contra el coronavirus
Una mujer recibe la primera dosis de la vacuna Pfizer/BioNTech en el Guy's Hospital de Londres. / Victoria Jones/PA Wire/dpa - Victoria Jones/PA Wire/dpa

Un geriátrico del barrio de Benicalap ha detectado un brote masivo de coronavirus entre residentes y trabajadores. En total son 73 las personas afectadas aunque ninguno de ellos ha desarrollado síntomas.

Según ha publicado Europa Press, el brote se detectó el pasado 1 de enero. Respecto al origen, fuentes de la residencia apuntan a que podría ser uno de sus empleados. De entre ellos, hay 10 trabajadores asintomáticos. A éstos se suman 63 de los 84 residentes del centro, también sin sintomatología.

A día de hoy, la residencia gestionada por Orpea se encuentra sectorizada para separar los casos positivos de coronavirus. Todos los contagiados se encuentran aislados en sus habitaciones. Además, cuentan con atención constante de un equipo médico que los tiene monitorizados por precaución. Al mismo tiempo, el geriátrico continúa realizando test a todo el personal trabajador y residente para ver la evolución.

Al parecer, esta residencia había permanecido sin casos de contagio durante la pandemia. Por ello, iban a ser uno de los centros seleccionados por Sanitat para comenzar la campaña de vacunación contra el coronavirus en Navidad. No obstante, cuando se detectó el primer contagio y se inició el cribado de PCRs la vacunación quedó paralizada.