Los días 3 y 4 de septiembre se celebrará la Ofrenda de flores a la Virgen de los Desamparados. Este año será sin público y obligará a los falleros a desfilar en filas de un máximo de cuatro personas. Sin embargo, se permite llevar indumentaria «más ligera». Además, tendrá un recorrido diferente al habitual por las obras que se desarrollan en la plaza de la Reina.

Así lo recogen las normas de desfile de Junta Central Fallera (JCF), recogidas por Europa Press, que establecen unas «reglas comunes» para todas las comisiones, organismos y entidades invitadas a participar en la Ofrenda. Buscan «la uniformidad en el desfile» para conseguir un desarrollo del acto «lo más lúcido y organizado posible». En cualquier caso, JCF calcula que la participación en la Ofrenda se sitúe entre el 30 y el 40 por ciento respecto a la registrada en un año habitual.

Así será la Ofrenda 2021: nuevo recorrido e indumentaria ligera

NUEVAS MEDIDAS 

La normativa establece que las comisiones desfilarán en filas de cuatro falleras y falleros. Una cifra que se ha reducido de las cinco personas iniciales por la situación que estamos viviendo. Esta medida se ha llevado a cabo tras analizar en profundidad el recorrido y estudiado ‘in situ’ el espacio que existe en las calles por donde pasará la ofrenda.

La distancia entre las filas de las comisiones será de aproximadamente tres metros. En ella, están incluidos el estandarte de la comisión, la Senyera y las canastillas de flores. Únicamente se admitirá la excepción en la distancia que guardarán las Falleras Mayores de la comisión respecto del resto de componentes. Esta podrá ser aproximadamente de cinco metros.

En cuanto a los máximos representantes de las comisiones falleras, el presidente irá integrado en la primera fila. Sin que pueda ir en ningún caso delante o distanciado de los demás componentes. Por su parte, el presidente infantil podrá desfilar destacado con una separación máxima de tres metros respecto del resto de componentes de la comisión infantil.

De la misma manera, la normativa de la Ofrenda prohíbe la realización de pasillos de recibimiento por parte de los componentes de la comisión a las Falleras Mayores a su llegada a la plaza de la Virgen, en la misma plaza o en las salidas establecidas del recorrido oficial.

Así será la Ofrenda 2021: nuevo recorrido e indumentaria ligera
Así será la Ofrenda 2021: nuevo recorrido e indumentaria ligera

RECORRIDO Y TURNOS 

Este año la Ofrenda no transcurrirá por las calles de la Paz y de San Vicente, como es habitual. Esto se debe a las obras de peatonalización que se desarrollan en la plaza de la Virgen. Así, en esta ocasión, la vía 1 discurrirá por las calles del Mar, Avellanas, Palau y Almoina. Y la vía 2 atravesará las calles Quart, Caballeros y la plaza de Manises, hasta llegar a la plaza de la Virgen.

Otra novedad en el acto son los turnos de desfile. En este caso, se añade uno más por la mañana, que comenzará a las 09.00 horas. Los primeros sectores que abrirán la Ofrenda el día 3 de septiembre serán Pla Del Remei – Gran Vía (vía 1) y Campanar (vía 2). Mientras que Camins al Grau (vía 1) y Quart de Poblet – Xirivella (vía 2) cerrarán la misma un día después.

Así será la Ofrenda 2021: nuevo recorrido e indumentaria ligera
Así será la Ofrenda 2021: nuevo recorrido e indumentaria ligera

INDUMENTARIA 

Sobre la indumentaria, Junta Central Fallera señala que todas las personas que participen en la Ofrenda «deberán vestir la indumentaria tradicional valenciana aprobada y contemplada en el artículo 64 y 65 del Reglamento Fallero». Apuntan que el fallero «utilizará el traje instituido en el IV Congreso General Fallero o cualquier traje tradicional valenciano». La fallera «deberá lucir el tradicional traje de valenciana».

Por tanto, la indumentaria de los falleros no variará respecto a otros años. Pese a que las fiestas se celebran en el mes de septiembre y no en marzo. Una cuestión que fue planteada en diversas Asambleas de presidentes de falla ante las condiciones meteorológicas propias del verano. En este sentido, el organismo fallero prohíbe la utilización de prendas «que no sean acordes a la indumentaria tradicional fallera».