El Consell cierra el ocio nocturno por el avance del coronavirus

«Con toda claridad, la pandemia ha empeorado». Con estas palabras ha arrancado la comparecencia del president de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, tras la Mesa Interdepartamental. El Consell se ha visto obligado a adoptar nuevas medidas con las que frenar el avance del coronavirus.

Según Puig, hay diversos factores que han influido en la propagación de la pandemia en estas últimas semanas. Por un lado es el incremento de casos con variante delta, la más contagiosa y virulenta de todas.

«Como resultado, la incidencia acumulada de la Comunitat Valenciana se ha multiplicado por seis en un mes. Hemos pasado de 40 a 260 casos por cada 100.000 habitantes«. A esto se suma la falta de inmunidad de los jóvenes, entre los que se está expandiendo el coronavirus.

El nuevo objetivo de la Generalitat es «proteger a los menores de 40 años». Por ello, las medidas tomadas buscan frenar la expansión del coronavirus entre este grupo poblacional. Estas entrarán en vigor este sábado 10 de julio a las 24:00 (madrugada del viernes al sábado) y estarán vigentes hasta el domingo 25 de julio.

LAS 4 NUEVAS MEDIDAS

  1. Cierre del ocio nocturno. Dichos locales deberán bajar las persianas a las 24:30 horas al igual que los bares y cafeterías.
  2. Hostelería. Se adelanta el cierre a las 24:30 horas debiendo dejar de cerrar a las 24:00 horas. Las mesas del exterior tendrán una ocupación máxima de 10 personas y las de interior de hasta 6 comensales.
  3. Espectáculos masivos. Reducción de 4.000 a 3.000 personas en exteriores y de 3.000 a 2.000 en interiores.

  4. Fiestas populares. Quedan prohibidas las fiestas populares y pasacalles.

TOQUE DE QUEDA Y REUNIONES SOCIALES

Además, Puig ha avanzo que el Consell pedirá este viernes al Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana la imposición de un toque de queda. Las horas solicitadas en las que se limitaría la movilidad nocturna son entre las 01:00 a las 06:00 horas. Sin embargo, dicho toque de queda sería selectivo. Se establecería en alrededor de 40 municipios aplicándose sólo en aquellos que presentan los datos más preocupantes.

Por otra parte, el president de la Generalitat va a solicitar la limitación de las reuniones sociales tanto en el ámbito privado como en el público. Dicha medida sí se aplicaría en la totalidad de la Comunitat Valenciana y supondría un máximo de 10 personas tanto en viviendas como al aire libre.

PROHIBICIÓN DEL BOTELLÓN

Puig ha anunciado que el viernes también tendrá lugar una reunión con la Delegación de Gobierno. En ella van a solicitar a los cuerpos y fuerzas de seguridad la máxima vigilancia para que se cumplan las medidas. El objetivo es que nadie pueda realizar botellones en las calles.

«Sabemos que no se pueden hacer pero hay que conseguir que no se hagan y quien lo realice que le salga caro porque nos estamos jugando la salud de todos». En este aspecto, se va a modificar el decreto por el que el botellón pasa a ser «una falta grave». También se modificará la ley de Sanidad de 2014 para reducir el horario de venta de alcohol y fijarlo a las 20:00 horas.