La Comunitat Valenciana cerró el año 2021 con cifras récord de COVID-19
Trabajadores sanitarios totalmente protegidos en un hospital. / EUROPA PRESS

Una nueva variante de coronavirus ha sido detectada en Sudáfrica. De hecho, esta puede generar una nueva ola pandémica antes de lo previsto. La cepa ya ha provocado que el número de infecciones diarias en este país se haya multiplicado por diez desde comienzos de mes demostrando su alto nivel de contagio.

La variación B.1.1.529 fue descubierta a principios de esta semana por lo que todavía no se dispone de mucha información. De momento destaca por tener un número muy elevado de mutaciones y una gran transmisibilidad.

La Agencia de Seguridad Sanitaria del Reino Unido afirma que la variante tiene una proteína de pico que es dramáticamente diferente a la del coronavirus original. Esto puede suponer que las actuales vacunas no sean útiles ante ella.

La variación ha sido descubierta por el equipo del instituto de investigación KRISP, que pertenece a la Universidad de Kwazulu-Natal. Previamente detectaron la variante beta, la cual demostró ser muy contagiosa.

Ante la alerta generada, los gobiernos de Francia, Israel y Reino Unido han anunciado la prohibición de sus viajes a Sudáfrica y sus países vecinos: Namibia, Lesoto, Suazilandia, Zimbabue y Botsuana.

DUDAS CON LAS VACUNAS DEBIDO A SUS MUTACIONES

La doctora Maria Van Kerkhove, epidemióloga líder de la Organización Mundial de la Salud (OMS), ha apuntado que todavía no se conoce mucho sobre esta nueva variante. Indica que apenas hay «menos de 100 secuencias genómicas completas disponibles».

La experta ha señalado que se tardarán unas semanas en comprobar y analizar su comportamiento. Una vez analizada, se designará su peligrosidad y si debe ser catalogada con un nombre griego (como las variantes delta y beta).

No obstante, la científica señala que esta cepa ha podido ser detectada debido al eficaz sistema de detección que opera a nivel mundial. Ha alabado las labores de los investigadores, puesto que su rápida detección ayuda a frenar el contagio y dota de un análisis más elaborado.

Lo que preocupa de esta variación es que se vuelva dominante y pueda eludir las defensas inmunológicas que proporcionan las vacunas. Este fenómeno sucedió con la variante delta, la cual fue descubierta en India. Esta cepa ya provocó una reducción del 40% de la eficacia de las vacunas.

De momento, el número de casos de detectados y los test positivos aumentan rápidamente. Especialmente en Gauteng, la provincia más poblada del territorio sudafricano. Este región incluye a las importantes ciudades de Pretoria y Johannesburgo.

PROBABILIDAD DE UNA NUEVA OLA PANDÉMICA A FINALES DE AÑO

Actualmente, Sudáfrica acumula 2,9 millones de contagios y 89.600 muertos. El miércoles, se registraron 1.200 contagios en apenas 24 horas. Ante estos datos, las autoridades ya temen una nueva ola pandémica para finales de año. Además, cuentan con una tasa de vacunación de solo el 35% de la población.

En Europa ya se están empezando a endurecer las medidas para frenar los contagios. Austria aprobó un nuevo confinamiento el lunes, mientras Francia ha anunciado que va a endurecer sus medidas sanitarias. Además, Alemania superó este jueves los 100.000 muertos por coronavirus desde el inicio de la pandemia.

El COVID-19 ha dejado, de momento, más de 5,16 millones de muertos en todo el mundo desde su aparición en China a finales de 2019.