El alcalde de València, Joan Ribó, ha asistido al acto de investidura de María Vicenta Mestre como rectora de la Universitat de València, convirtiéndose en la primera mujer que accede a este cargo en más de 500 años. Ríbó ha resaltado su satisfacción por el nombramiento de la primera mujer rectora de la UV, que ha calificado como un «símbolo prefecto del empoderamiento de las mujeres».

La nueva rectora ha recordado, por su parte, que «somos una universidad pública que fue creada por la ciudad y nos debemos a la sociedad», y ha señalado que «necesitamos esa colaboración de todos y todas para mejorar la universidad y la sociedad». Además de anunciar sus objetivos académicos, entre ellos los  relativos a la oferta de estudios y el rejuvenecimiento del profesorado, María Vicenta Mestre ha dicho que «también tenemos objetivos centrados en los valores de la igualdad, de la solidaridad, de la sostenibilidad y de la cooperación».

rectora
Joan Ribó y María Vicenta Mestre durante el acto de investidura como rectora de la Universitat de València.

Resultado de la lucha de las mujeres

El president de la Generalitat, Ximo Puig, ha subrayado que la investidura de la nueva rectora de la Universitat de València, Mavi Mestre, es el resultado de la “larga lucha de las mujeres” por ocupar en todos los ámbitos “el lugar que les toca en condiciones de absoluta y radical igualdad con los hombres”.

El president ha destacado que Mestre se convierte en la primera mujer rectora de una universidad pública valenciana y ha recordado que, pese a que las mujeres, en la Universitat de València, representan el 60% del alumnado, únicamente suponen 40% del personal docente y el 26% del personal investigador y ocupan solo el 28% de las cátedras.

En este sentido, Puig ha afirmado que esta infrarrepresentación no es un problema exclusivo de la institución, sino que está presente en todos los ámbitos, aunque ha señalado que la Universidad “tiene el deber y la vocación de siempre ir pasos por delante de la sociedad”. “Aquello que es hoy la Universidad, será la sociedad mañana”, ha indicado el president.

“La sociedad del futuro dependerá de lo que hagan sus universidades, sus centros de pensamiento e investigación”, ha continuado Puig, quien ha agregado que estos centros son, además, “la herramienta de construcción de la sociedad que queremos”.