La llegada de la gran borrasca Lola pone a Valencia en alerta amarilla
Una mujer con tres menores se protegen de la lluvia con paraguas y chubasqueros en una céntrica calle de Valencia. / EFE.

La provincia de Valencia se prepara para la llegada de Lola, la borrasca primaveral más profunda del año. Aunque la peor parte se espera en la costa de Portugal, el efecto también se dejará sentir en la vertiente mediterránea.

El frente atlántico llegará oficialmente en las próximas horas dejando tormentas y fuertes precipitaciones durante el fin de semana. Sin embargo, sus primeros efectos ya han comenzado a notarse con lluvias en toda la provincia.

Ante la amenaza de las precipitaciones, la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) ha activado la alerta amarilla en toda la Comunitat Valenciana. Hay riesgo de lluvias y tormentas que podrían dejar precipitaciones acumuladas de 60 litros por metro cuadrado en 12 horas.

LA BORRASCA LOLA GOLPEARÁ EN EL FIN DE SEMANA

De momento la alerta se mantendrá hasta la medianoche pero eso no significa que el temporal amaine. La borrasca Lola dará una tregua el viernes dejando intervalos nubosos durante la jornada con precipitaciones débiles en el sur y sin descartar algún chubasco aislado en el interior por la tarde.

Por el contrario, el sábado se espera que las precipitaciones sean localmente persistentes. Además, no se descarta que vayan acompañadas de barro y habrá una visibilidad reducida por polvo en suspensión en zonas altas del sur.

El domingo se repetirá la misma situaciones con lluvias persistente en el sur de Valencia y norte de Alicante que podrán extenderse de manera más dispersa a otras zonas de la Comunitat con barro.

MÁS LLUVIA PARA EL INICIO DE SEMANA

Aunque todavía es difícil predecir qué ocurrirá la próxima semana, los primeros avances de Aemet señalan que continuarán las lluvias. Se espera que una baja situada entre la Península y Azores se acerque al suroeste peninsular. Así, es probable que se produzcan precipitaciones acompañadas de tormenta en casi cualquier punto de España.

Para el martes se espera que la baja penetre en la Península a la vez que tiende a debilitarse. Siguen siendo probables las precipitaciones y tormentas en casi cualquier punto del país.

Aunque la incertidumbre se incrementa notablemente para los días posteriores, tiende a mantenerse cierto predominio de las bajas presiones y la inestabilidad. Habrá intervalos nubosos y nubosidad de evolución que dejarían chubascos y tormentas en casi cualquier punto.