La mascarilla desaparecerá
Una empleada de farmacia despacha una mascarilla a una clienta. / Marcial Guillén (EFE)

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha anunciado que «muy pronto» se suprimirá la obligatoriedad de la mascarilla en interiores. El último anuncio lo realizaba este domingo ante el Comité Federal del PSOE. Con este, son tres ya las ocasiones en los últimos días que el presidente ha dejado entrever que la cuenta atrás para el fin de la mascarilla ha comenzado.

El fin de esta medida vendría a confirmar el cambio de trato de la pandemia. Una exitosa campaña de vacunación y la necesidad de entrar en una nueva realidad justifican esta decisión. Pese a ello, desde el Gobierno no se aventuran a dar fechas exactas. Será el Consejo Interterritorial de Salud quien decida en este caso, junto con los expertos, cuándo y cómo se tomará esta decisión.

LOS EXPERTOS CONSIDERÁN QUE SERÁ ANTES DE SEMANA SANTA

Tras estas declaraciones son muchos los expertos que han querido dar su opinión. La mayoría de ellos coinciden en que la transmisión sigue siendo alta y que la medida no debería entrar en vigor hasta conseguir una incidencia menor a 100 casos cada cien mil habitantes. Esto podría lograrse si se mantiene el descenso actual en un margen de tres a cinco semanas.

Además, la evolución de la pandemia en el resto de países europeos también será algo en lo que fijarse. La mayoría están empezando a retirarla y sus resultados pueden ser un buen reflejo en el que mirarse.

En todo caso, la retirada de la mascarilla no será total. Se mantendrá su obligatoriedad en centros sanitarios, transporte público y espacios de convivencia de personas vulnerables.