Isabel Bonig: “Mónica Oltra no deja gobernar a Ximo Puig”

La presidenta del PPCV vuelve a tenderle la mano al president Puig para cambiar junto el modelo de financiación autonómico. Eso sí, sin Compromís.

Bonig

La presidenta del PPCV, Isabel Bonig, ha participado en la Feria Internacional de Turismo y ha hecho un balance de la situación actual del Turismo de la Comunitat con Francesc Colomer al frente y ha vuelto a tenderle la mano al president Puig para cambiar junto el modelo de financiación autonómico. Eso sí, sin Compromís.

¿Qué le parece la presencia de la Comunitat Valenciana en Fitur?

Fundamental porque estamos en la feria por antonomasia del tursimo y todos sabemos que el turismo es un motor fundamental para la Comunitat y por tanto es lógico que estemos aquí en Fitur.

Valoración de la Agencia Valenciana de Turismo

Pienso que la Agencia Valenciana de Turismo tiene algunas iniciativas que han estado muy bien y hoy no toca criticar ni el stand ni nada de lo que han expuesto aquí, porque hay que hablar en positivo. Lo que sí diré es que que no tiene la suficiente entidad para solucionar los dos principales problemas que tenemos en materia de Turismo, a pesar de que los datos son fantásticos. Los inconvenientes que veo es que se están haciendo campañas demasiados localistas y después la cuestión de la Tasa Turística, ese gravamen de la Comunitat que compite con otros operadores mundiales y que suponen una amenaza para nosotros, por lo tanto nos toca ser más competitivos.

¿Qué inconvenientes ve usted a la Tasa Turística?

El impuesto turístico quita competitividad y si no ha salido es porque el Partido Popular ha sido responsable y votamos que no a la Tasa y el PSOE se abstuvo. Y eso es señal de que los socialistas dudan porque dependen de Compromís y de Podemos. Por no hablar de que no está dando respuesta a un intrusismo que está existiendo. No es posible que se grave a todos los actores del Turismo que cumplen y sin embargo a los que alquilan de manera ilegal, a esos no se les haga absolutamente nada. El PP ha propuesto que un servicio de inspección externo sea el encargado de vigilar esas tramas ilegales de alquiler. ¿Y qué haríamos con eso? Pues que se recaudarían más impuestos y por consiguiente afloraría más dinero para mejora la situación del sector.

En cuanto a Valencia, el alcalde Joan Ribó decía que ya no se iba a centrar en grandes infraestructuras para el turismo como si hizo el PP.

Sabemos que a Puig y a Ribó les falta ambición para gobernar tanto la Comunitat como la ciudad de Valencia. El señor alcalde tiene pendiente una estructura fundamental para Valencia que es la entrada de la V-21 a Valencia desde Barcelona y la entrada a Valencia desde Madrid. Y las tiene que hacer cuanto antes porque de lo contrario la ciudad se parará. Pero Ribó solo se queda en lo de su barrio. Y está muy bien, pero hay que elevar porque Valencia tiene que volver a ser la tercera capital de España. Pero está claro que con Puig y Ribó no lo será. Se trata de hacer las cosas bien hechas, de no cometer errores del pasado. El PP ha hecho tanto y transformó tanto la ciudad de Valencia que creo que todos los valencianos tenemos un antes y un después y sabemos lo que se hizo bien y mal, pero hay muchas cosas que se hicieron muy bien.

Ribó, con su gestión está destrozando la ciudad. Dentro de poco no habrá nadie en Valencia porque será imposible conducir por sus calles y ni vendrá la gente del área metropolitana ni la gente de Castellón. Y lo de la bicicleta, pues no sé si podemos usarla todo el mundo.

Seguimos con el tema de financiación de la Comunitat. ¿Cuál sería su valoración?

El presidente Puig tiene el apoyo del PP en este tema. Es verdad que estamos mal financiados por culpa de un sistema que aprobó Zapatero en su día. Nosotros ya criticamos que ese sistema no estaba bien hecho, pero nos quedamos solos. Ahora todo el mundo se sube a ese carro.

Nosotros queremos sentarnos a hablar con Puig pero resulta que Compromís no le deja porque si se soluciona el problema de la financiación se acabarán sus males. No puede ser que teniendo 3.000 millones de euros más sigan quejándose pero claro, si quieren abrir una televisión que nos cuesta 55 millones de euros, si quieren chiringuitos, subirse los sueldos, etc. en lugar de pagar la dependencia o solucionar los problemas de las lista de espera… Aunque bueno, es verdad que van a tener que dar explicaciones porque manejan 20.000 millones de euros públicos.

¿Qué mensaje le lanza a Puig?

Al president Puig le digo que se queje menos en los despachos, que si no puede gobernar con Mònica Oltra que la deje. No pasa nada president, sea libre que aquí está el Partido Popular para ayudarle e ir junts a Madrid para pedir el cambio de financiación y llegar a un acuerdo entre PP y PSOE