Desalojan siete botellones multitudinarios con cerca de 2.000 jóvenes bebiendo
Policía Local de Valencia vigila el cumplimiento del toque de queda en locales de la ciudad. / EFE

Los botellones continúan como una práctica habitual entre los jóvenes a pesar de las restricciones. Este fin de semana, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado han desalojado siete botellones multitudinarios. La suma de todos ellos ha reunido a alrededor de 2.000 jóvenes.

La actuación más destacada se produjo en la madrugada del viernes al sábado en Torrevieja, en la zona de las piscinas naturales. En torno a las 02:20 de la madrugada, la Policía Local informó de un macrobotellón de unas 1.000 personas. Tras el aviso, acudieron varias patrullas de la Guardia Civil y se produjo el desalojo sin incidentes.

En la provincia de Valencia, en general, el servicio de la noche del viernes al sábado fue tranquilo. Además, en la zona de la Plaza de Honduras no se detectó afluencia masiva de personas. La Policía Nacional envió varias patrullas para realizar una presencia activa y, a la hora del toque, la zona quedó desalojada sin incidentes.

600 JÓVENES EN DOS BOTELLONES DE TORREVIEJA 

En la noche del sábado al domingo Torrevieja volvió a estar en el punto de mira con otro botellón. En esta ocasión, en torno a las 01:20 horas, el Instituto Armado procedió al desalojo de unas 400 personas en las Piscinas Naturales, en el Paseo Juan Aparicio, finalizando el servicio a las 01:40 horas sin incidentes tras intervenir diversas patrullas.

Más tarde, en torno a las 02:15 horas, también en Torrevieja, la Guardia Civil procedió al desalojo de unas 200 personas. Estos realizaban un botellón en el Dique Levante del Puerto Marina Salinas. No se registraron incidentes y los agentes procedieron a denunciar a un total de 23 personas.

Mientras, en Valencia capital, la Policía Nacional asumió la vigilancia en la zona de la Plaza de Honduras, un punto de encuentro para actividades de ocio nocturno. La Policía detectó menos afluencia de personas, pero más resistencia al desalojo. La intervención policial se prolongó hasta que la zona quedó despejada. Por último, en Castellón no se registraron incidentes destacables.

MORAIRA Y BENISSA, ZONAS DE BOTELLÓN

En la comarca de la Marina Alta, sobre las 02:45 horas, la Guardia Civil de Benissa recibió un aviso de concentración. Allí unas 80 personas iban de botellón a la playa del Portet en Moraira. La concentración se disolvió con la presencia policial e intervinieron patrullas de la Guardia Civil y la Policía local.

Un poco antes, sobre las 01:30 horas, se disolvió otra concentración de hasta 120 jóvenes en la playa de L’Ampolla en Moraira, desplazándose al lugar patrullas de Guardia Civil.

En el término municipal de Benissa, sobre las 03:00 horas, se recibió aviso de concentración de personas para realizar un botellón en la Partida Paratella. Se desplazaron dos patrullas de Guardia Civil. Era una concentración de unas 150 personas en una vivienda privada que se encontraban celebrando una fiesta. Los agentes disolvieron la concentración y propusieron una sanción al propietario de la vivienda.

Por último, en torno a las 04:30, la Policía Local de Moraira comunicó una concentración de botellón de unas 50 personas, en la Playa de L’Ampolla. Los agentes disolvieron la concentración sin incidentes.

En la provincia de Valencia, en general, el servicio fue tranquilo. En total, se han interpuesto 116 sanciones por incumplimiento de restricciones de movilidad nocturna.