Consum se despide del plástico y lanza un nuevo modelo de bolsas
Nuevo modelo de bolsas de Consum

Consum ha anunciado la eliminación de 1.301,8 toneladas de plástico al año por la sustitución y reutilización de dicho material. La cooperativa está estudiando todos sus envases para conseguir que sean reciclables, compostables y reutilizables. La iniciativa se encuadra dentro de su plan de Reducción de Envases y Embalajes.

Como novedad, Consum ha incorporado bolsas compostables en las secciones de venta al detall. Éstas sustituirán a las bolsas de plástico de un solo uso. Dicha medida, unida a la incorporación de bolsas reutilizables de yuto y polipropileno, dejará de poner en el mercado 592 toneladas de plástico al año. Otro cambio adoptado por Consum que supondría la eliminación de 48,06 toneladas de plástico es el uso de papel FSC en las revistas y cheques regalo

Las bolsas y el papel de las revistas son solo el detalle que suma. Los envases de plástico suponen gran parte de los residuos de plástico que desechamos. Por esto Consum ha sustituido el plástico por cartón en algunos de sus productos, como en los packs de 6. Mejor cartón FSC que cartón tradicional. Es el que utilizan en las bolsas de basura, cajas de film, caldo de verduras o cajas de helados.

Sin embargo, en ocasiones el plástico es bastante necesario. En estos casos el supermercado introduce un 45% de plásticos reciclados en los envases de su propia marca.

APUESTA POR LA ECONOMÍA CIRCULAR

Con todas estas medidas Consum pretende apostar por la economía circular. También impulsar la responsabilidad ambiental y social, a través de la mejora de la gestión y la sensibilización ambiental.

La única empresa de distribución alimentaria que cuenta con el certificado de AENOR «Residuo Cero» en todas la plataformas logísticas es Consum. Esto significa que dispone de un sistema documentado de la gestión de los residuos generados en sus plataformas, la trazabilidad de todos ellos desde su producción hasta el final y la valoración de los mismos. Consum se adelanta así a las especificaciones europeas que buscan reciclar el 50% de sus residuos en 2020 y el 70& en 2030.