Los colegios valencianos cerrarán el 16 de marzo y tendrán tres festivos por Fallas

Luz verde a unas fiestas falleras completas en la ciudad de Valencia. Los estudiantes de los colegios de la capital del Turia no deberán acudir a clase el próximo 16 de marzo. Así lo ha decretado finalmente la Conselleria de Educación tras la insistencia del Ayuntamiento de contar con tres jornadas no lectivas en Fallas.

Antes del inicio de curso, el consistorio valenciano, por medio del Consejo Escolar, había solicitado al Consell cuatro días festivos para los estudiantes: 7 de diciembre y 16, 17 y 18 de marzo. A cambio, se comprometían a alargar una jornada el curso académico.

A la propuesta, Educación respondió con una negativa. Estos comunicaron que la fecha final del calendario escolar no podía retrasarse más de lo fijado. Desde la Concejalía de Educación se optó ayer por proponer al Consejo recortar las vacaciones falleras, una decisión que no prosperó.

Desde el Consejo Escolar municipal anunciaron que mantendría su objetivo de contar con tres días de Fallas en los centros educativos y finalmente así podrá ser. La Conselleria de Educación permitirá el cambio alegando que ahora la situación ha cambiado.

El argumento que impedía retrasar la finalización del curso respondía a razones organizativas. Los estudiantes de ESO debían contar con tiempo suficiente para preparar sus exámenes de recuperación. Sin embargo, estas pruebas desaparecerán en los próximos meses cuando se publique en nuevo real decreto educativo.

LAS FALLAS CAMBIAN LAS FECHAS DE FIN DE CURSO

Por tanto, los alumnos valencianos y sus docentes disfrutarán de tres días de Fallas. Ahora bien, estos retrasarán una jornada el inicio de las vacaciones de verano. Así, los estudiantes de Secundaria terminarán el lunes 20 en lugar del viernes 17 como estaba previsto; y los alumnos de Infantil y Primaria finalizarán las clases el miércoles 22 en lugar del martes 21 de junio.

La decisión ha abierto ahora las puertas a que otras localidades de Valencia puedan solicitar el cambio para adaptar sus calendarios escolares a las Fallas de 2022.