Camps quiere ejercer una defensa «sin interferencias» en el caso Valmor

El expresidente de la Generalitat ha presentado una queja judicial por las filtraciones de sus recursos a la prensa.

44
Camps

El expresident de la Generalitat Francisco Camps, citado a declarar como investigado el próximo 24 de enero por caso Valmor, ha pedido poder ejercer su defensa sin interferencias y que no se sigan produciendo filtraciones sobre los escritos que presentan las partes.

Camps ha presentado en el juzgado un escrito de queja ante las filtraciones, que considera vulneran su intimidad y su derecho a la defensa y generan un ambiente de no presunción de inocencia, después de que un periódico haya publicado ese escrito horas después de su presentación.

Considera que no tiene sentido que el escrito sea objeto de debate público y que, aunque sea habitual, no es legítimo por que hay un secreto de sumario decretado, y ha manifestado que espera que el escrito no esté «machacado ni malbaratado» por haberse publicado.

En un encuentro que en un principio iba a ser off the record pero en el que finalmente ha hecho declaraciones a las cámaras de televisión, ha dicho que su responsabilidad ante el juzgado de instrucción número 2 no es como político sino como querellado e investigado (imputado), por lo que ha pedido de forma reiterada poder defenderse sin que se opine sobre ello.

Por ello, ha instado al respeto y a que no se diriman estas cuestiones fuera de la sede judicial y, por tanto, que no se faciliten los escritos a los medios de comunicación.

El escrito ha sido remitido a las partes personadas en el caso Valmor y al fiscal Anticorrupción, Vicente Torres, de quien ha dicho esperar que actúe como corresponde.

Sobre su recurso contra la citación para declarar como investigado el 24 de enero por un supuesto delito de prevaricación y otro de malversación, ha señalado que se enteró por un tweet del Tribunal Superior de Justicia de esa citación, algo que no le parece adecuado ni justo.

Camps ha pedido que si finalmente tiene que declarar -ya que también ha presentado un recurso al respecto- que se haga una excepción en el procedimiento penal español y su declaración como investigado sea pública para que no continúen las filtraciones que se han producido durante los últimos 3 años, ha dicho.

Ha asegurado no estar preocupado por ninguna de las preguntas que se le puedan formular durante su declaración en enero ni tampoco tener ningún miedo.