Cambia el perfil de infectados de coronavirus con una cepa más contagiosa
Varios turistas pasean por una playa española tras la apertura de fronteras. / EFE

Las personas mayores de 60 años ya no son los más afectados por el coronavirus. Ahora la media de edad en lo que respecta al número de contagios ha bajado. La mayoría de casos se dan en mujeres de 50 años y hombres de 47, según reflejan los últimos datos. No obstante, estos nuevos positivos presentan una peculiaridad y es que en su mayoría son asintomáticos.

El nuevo perfil de contagiados tiene inconvenientes y ventajas. Por un lado, la inexistencia de una sintomatología dificulta su detección y pone en peligro a población en riesgo. Sin embargo, los nuevos contagiados no requieren de las hospitalizaciones que se dieron al inicio de la pandemia beneficiando al sistema sanitario.

En la Comunitat Valenciana la mayor tasa de contagios se da en las mujeres de 50 a 59 años. Según los datos de Sanitat del pasado 2 de julio, el 18,1% de los contagios pertenece a este grupo de población. Por detrás quedan los hombres de 50 a 59 años (17,7%) y los de 60 a 69 años (17,3%). El ranking de los más casos de contagios lo cierran las mujeres de 40 a 49 años con una tasa del 16,7%.

A este cambio de perfil se suma que actualmente circula una cepa más infecciosa del coronavirus. Según un estudio de la Universidad de Sheffield (Reino Unido), el virus ha mejorado su capacidad de infección en las células humanas. No obstante, parece que esta nueva cepa no causa lesiones más severas a la anterior.

Porcentajes de positivos de coronavirus en la Comunitat Valenciana según los datos de Sanitat.

MÁS CONTAGIOS ENTRE PERSONAS DE 30 A 39 AÑOS

El ocio y las ganas de socializar ha llevado también a aumentar el número de contagios entre las personas de 30 a 39 años. La tasa se posiciona en un 12,3% en mujeres y un 11,2% en los hombres. Las cifras son muy similares a las de las personas de 80 a 89 años (10,8% hombres y 12% mujeres). Sin embargo, hay una gran diferencia si se compara la gravedad de la enfermedad. La tasa de defunción entre el grupo de menores de 40 años es inferior a 0,7% mientras que en los mayores de 80 años hay una mortalidad del 36-45%.