El Ayuntamiento propone reducir las vacaciones de Fallas y trasladar dos días al puente de mayo
Fiesta fallera del colegio Guadalaviar de Valencia en 2019.

Más fiestas falleras y un macropuente por Todos los Santos. Esta es la propuesta que ha acordado por unanimidad el Consejo Escolar Municipal de Valencia para el curso 2022/23. El objetivo ha sido fijar como días festivos escolares el 31 de octubre y el 16 y 17 de marzo. Se trata de tres fechas que se incorporarán al calendario escolar y permitirán prolongar el descanso del estudiantado valenciano.

La presidenta y edil de Educación, Maite Ibáñez, ha señalado que desde el Consejo han tratado de «dar respuesta a las diferentes propuestas de los colectivos docentes y de las familias sobre los días festivos del colectivo escolar».

Por una parte, se ha dado respuesta a quienes querían prolongar las fiestas falleras. Además, en este punto se ha matizado que todavía podrían alargarse más. El Consejo Escolar ha votado solicitar a la Dirección General de Centros Docentes que el miércoles 15 de marzo no sea lectivo. A cambio, los colegios valencianos finalizarían el curso académico el jueves 22 de junio en lugar del miércoles 21 como está previsto.

En el caso de que la Dirección General dé el visto bueno, los colegios de Valencia vivirían unas Fallas de cinco días. Las clases finalizarían con la Plantà infantil y se retomarían el lunes 20 de marzo, tras la Cremà.

HALLOWEEN ENTRA EN EL CALENDARIO ESCOLAR 22/23

Por otra parte, también se ha establecido incorporar el lunes 31 de octubre como fiesta. De esta manera se aprovechará la festividad del 1 de noviembre (Todos los Santos) para un macropuente. Así, los colegios de Valencia cerrarán por Halloween con cuatro días de descanso.

Cabe recordar que la competencia del Consejo Escolar es solicitar tres festivos locales. Por eso, pedir un cuarto día lo debe autorizar la Dirección General. Este organismo es dependiente de la Conselleria de Educación, por lo que será esta quien tenga la última palabra.