Denuncian el aumento de robos y agresiones en el centro y el cauce del río esta Navidad
Agente de la Policía Local de Valencia patrulla por las inmediaciones de la avenida Blasco Ibáñez. / PLV

La portavoz del Grupo Municipal Popular, María José Catalá, ha informado hoy que el Defensor del Pueblo ha admitido la denuncia que presentó el Grupo Popular en el Ayuntamiento de Valencia sobre el aumento de la delincuencia y la falta de policías en las calles.

El anuncio coincide con la alerta del crecimiento de la inseguridad en las calles de Valencia. Según la popular, «los vecinos nos están trasladando un aumento de robos y agresiones en el centro y en el río durante estas Navidades«.

El objetivo del PP es recuperar la seguridad ciudadana y dotar a Valencia de más presencia policial. «Esperemos que Ribó reaccione de una vez porque ya son dos las instituciones (el Defensor del Pueblo y el Síndic de Greuges) que han admitido la queja del Partido Popular por la falta de agentes de policía en la ciudad de Valencia».

Según los datos del Ministerio del Interior, Valencia es de las ciudades donde más ha aumentado la delincuencia (36,5%). La cifra contrasta con el caso de Barcelona donde bajan las denuncias; y de Madrid que solo sube un 9%. También destaca un aumento preocupante de los robos con fuerza en domicilios (+78,2%); hurtos (+66,8%); y un 67,9% los delitos sexuales.

EL PP SOLICITA MÁS POLICÍAS PARA FRENAR LA DELINCUENCIA

Catalá ha recordado que Valencia cuenta ahora con 200 policías menos que en 2015. Además, critica que la burocracia y lentitud del Ayuntamiento de Ribó está lastrando está falta de policías.

En este sentido, ha denunciado que aún no están aprobadas las bases de la Oferta de Empleo Público de 2020 ni la convocatoria de 2021. «Esperemos que ahora sí se pongan las pilas porque la inseguridad ciudadana preocupa y mucho».

Por último, desde el PP se ha recordado que el presupuesto de Ribó y el PSPV para 2022 sólo contempla crear 1 plaza más de policía local, mientras que el número de vacantes aumentará un 10%, es decir,  habrán 40 policías menos.