Albal invierte más de 650.000 euros en la recuperación de su centro histórico

La actuación incluye la puesta en valor del entorno de la Torre vigía, el único BIC del municipio que se convertirá en visitable para los vecinos.

El Ayuntamiento de Albal inicia esta misma semana las obras de recuperación y mejora del su centro histórico. La actuación es una de las mayores que se realiza en el municipio en los últimos años en su casco antiguo y que intervendrá en la puesta en valor de todo el entorno de la Torre vigía de Albal, el único BIC de la localidad.

La actuación revalorizará toda la zona, “ya que un pueblo que no pone en valor su pasado no puede mirar al futuro”, ha explicado el alcalde de Albal, Ramón Marí. Esta misma semana está previsto que se inicien las obras en las calles Juan Esteve y La Torre. En esta primera fase del proyecto se reformarán y rehabilitarán un total de 1.156 metros cuadrados correspondientes a la plaza del Santísimo, más aproximadamente 2.000 metros cuadrados de las calles colindantes. Mientras, en la segunda fase se recuperará toda la plaza de la Torre y su entorno.

La inversión total supera los 650.000 euros con una primera fase en la que se invierten 350.000 euros y una segunda  de 150.000 euros, a lo que hay que añadir la rehabilitación del carrer Llarg con un presupuesto que costea la empresa de aguas Aqualia por 150.000 euros.  Cuenta con ayudas de la Diputación de Valencia para la remodelación del entorno de la Torre.

Fachada exterior de la Torre vigía de Albal.

Así serán las obras de rehabilitación

La reforma y la rehabilitación de las plazas consistirá en la creación de zonas de descanso con la colocación de bancos y arbolado y ampliando la acera, así como la renovación la red de agua potable y actuaciones puntuales de reparación, mejora del sistema de saneamiento, mejora y ampliación del alumbrado y de las instalaciones eléctricas, y finalmente un reasfaltado, elevando a la misma cota acera y calzada. También se cambiará toda la actual iluminación de la Torre para mejorar la actual imagen del monumento, ya que es una de las pocas torres vigía que quedan en la comarca de la época árabe.

El objetivo es el de semipeatonalizar todas estas calles para poder dotar de un mayor espacio al peatón y mejorar la calidad urbana, debido a que las aceras actuales son muy estrechas y los vehículos aparcados dificultan la accesibilidad de los vecinos.

Respecto a la Torre vigía “el Ayuntamiento de Albal tiene como objetivo la puesta en valor de este monumento con esta intervención, que debe orientarse en todo caso a recuperar, en la medida de lo posible, el estado original del bien, ajustándose en todos sus puntos a las normativas internacionales y principios básicos de la restauración”, y es por ello que este va a ser el siguiente paso “se abrirá la posibilidad de ser visitada y ser convertida en un espacio museístico de calidad, entrando en las rutas y guías de turismo comarcal por su indiscutible valor e interés histórico y cultural, tal y como ya ocurrió tras la restauración de la Ermita de Santa Anna del mismo municipio”, ha explicado el alcalde.