Empar
Compartir

La directora general de la nueva televisión autonómica de la Comunitat, Empar Marco, ha comparecido esta mañana en la comisión de Radiotelevisión Valenciana de Les Corts donde ha destacado que es “complicado” que ‘À.’ arranque las emisiones antes de que finalice este 2017 y que “es difícil” marcar un calendario.

Aunque Marco ha querido resaltar las “ganas de empezar a emitir” ha señalado su complejidad debido a falta de contenidos de programación, la habitabilidad de la sede en Burjassot, el material técnico y el personal que todavía no ha sido contratado. Respecto a esa plantilla de trabajadores ha defendido la necesidad de contar con 500 empleados para garantizar un servicio público que sea “digno” y “moderno” donde no se abuse de la externalización por el coste que supone.

Empar Marco también ha dejado claro que la bolsa de trabajo no se ha realizado para “favorecer a nadie” pues se pretenden evitar “los errores” realizados por la antigua RTVV así como convocar unas pruebas selectivas próximamente. Además, Marco ha recordado que fueron Les Corts Valencianes quienes fijaron la preferencia para los extrabajadores de Canal Nou y Ràdio Nou.

La directora del nuevo ente audiovisual ha recordado que para cubrir las más de 4.000 horas de televisión previstas para este año se dará trabajo a cerca de 800 personas del sector audiovisual de la Comunitat Valenciana incluyendo a jóvenes valencianos.

Respecto al presupuesto de la nueva RTVV, Marco ha señalado que su puesta en marcha supondrá 11 euros anuales por ciudadano lo que está por debajo de la media de las televisiones autonómicas españolas y lejos de los 67 euros que se paga en países europeos.